Jóvenes el sur de California se olvidan del coronavirus

El turismo en general baja en la ciudad de Rosarito; no obstante estudiantes ‘del norte’ deciden viajar a México luego de la cancelación de clases presenciales

Decenas de jóvenes viajaron desde California para un fin de semana de entretenimiento en México. / foto: Manuel Ocaño.
Decenas de jóvenes viajaron desde California para un fin de semana de entretenimiento en México. / foto: Manuel Ocaño.
Foto: Impremedia

Horas después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decretara emergencia nacional por el coronavirus el último viernes, centenares de jóvenes estadounidenses —principalmente del sur de California— decidieron reunirse el fin de semana en Rosarito, una ciudad famosa por sus playas ubicada en el estado mexicano de Baja California.

“El viernes por la noche vinieron casi 1,000 [jóvenes] anoche sábado un poco menos”, dijo un guardia de seguridad de Papas & Beer Rosarito, uno de los lugares preferidos de los visitantes.

“Yo solo me encargo de que sean mayores de edad aquí en México y de que no se vayan a pelear o se molesten entre ellos”, indicó el vigilante. “En ninguna de estas noches ha pasado nada… Ellos vienen a divertirse”.

El mismo viernes, la mayoría de las universidades de California y los Distritos Escolares suspendieron las clases con presencia física de los alumnos, aunque continuarán en línea, por Internet.

Jessica, una joven de Los Ángeles, platicó a La Opinión que aunque en el sur de California y en el resto de Estados Unidos hay preocupación por la pandemia de coronavirus; al lado mexicano de la frontera, los universitarios encontraron un ambiente más relajado sobre el tema.

“De hecho quería ver [en Internet] si acaso nos iban a revisar al regresar [a EEUU], al cruzar la frontera, y fue así que vi que en Baja California no hay ningún caso confirmado de coronavirus”, explicó la estudiante.

Platicó que los jóvenes necesitan un descanso frente a la ola de información sobre la pandemia y “mira, puedes verlo tal vez como un adelanto del receso de primavera, que ya va a ser en las siguientes semanas para todos los que vinimos [a Rosarito] estos días”.

La mayoría de los colegios y universidades en Estados Unidos inicia el periodo de receso de primavera este próximo fin de semana o a más tardar al siguiente.

Cuidados en México

De acuerdo con datos del secretario de Salud del estado de Baja California, Oscar Pérez Rico, hasta el último fin de semana no se ha confirmado ningún caso de coronavirus en la entidad.

No obstante, las autoridades mantienen el nivel 1 de alerta y para prevenir, el viernes fue el último día de clases en las escuelas públicas en México. Desde hoy lunes, se adelanta una semana el periodo vacacional de Semana Santa y primavera.

Los estudiantes de planteles públicos tendrán un mes de vacaciones para prevenir la propagación del virus.

También una empresa de salud de Tijuana instaló un módulo de revisión de temperatura y signos vitales en la garita peatonal de El Chaparral, pero para personas que cruzan de San Diego, California, a Tijuana, Baja California.

En la región de California más próxima había al menos 78 casos confirmados de coronavirus hasta el domingo en la tarde, 54 en Los Ángeles, 13 en el condado de Orange y 11 en San Diego, que es frontera con Baja California.

San Diego tiene dos marines, dos trabajadores de la salud y un regidor de la ciudad de Chula Vista entre los pacientes contagiados con coronavirus.

Jessica, quien viajó con un grupo de cinco amigos a Rosarito, rechazó que tuviera una actitud irresponsable por salir a divertirse horas después de que se decretara la emergencia nacional en Estados Unidos.

“No es como que vamos a contraer el virus en Rosarito y a llevarlo al sur de California. No hay ningún caso de coronavirus en Rosarito y no hay ninguno confirmado en Baja” California, expresó. “Somos uno de los grupos con menos contagio” del virus.

Los jóvenes llegaron el fin de semana a bailar, a tomar algunas cervezas y sobre todo a la playa, a pesar de los días nublados.

Un exalcalde de Rosarito y empresario restaurantero, Hugo Torres, explicó que a diferencia de los jóvenes, el turismo más formal y a gran escala a Rosarito sí se ha reducido, en comparación con lo habitual.

Estimó que en el fin de semana llegó “poco menos de la mitad” del turismo formal que acostumbra visitar Rosarito, incluidas familias.

Dijo que la explicación a esa reducción puede ser la declaración de emergencia y el llamado de autoridades a evitar lugares con numerosas personas.