Central de Abasto, ¿cómo funciona el mercado más grande de alimentos en México ante el COVID-19?

No cerrará, los comerciantes temen más a la caída de sus ventas que al virus
Central de Abasto, ¿cómo funciona el mercado más grande de alimentos en México ante el COVID-19?
Foto: Central de Abasto CDMX / Cortesía

La Central de Abastos de la Ciudad de México es el mercado más grande del país, ahí se comercian 40 mil toneladas diarias de producto y laboran cerca de 90 mil personas. Es un lugar que opera las 24 horas los 365 días del año. Ante la pandemia del CONAVID-19 se encuentra funcionando de manera normal y garantiza el abasto de alimentos.

“No podemos parar de trabajar aquí, porque son productos perecederos“, expresa Erasto García, comerciante de la Central de Abasto a un noticiero de televisión. Ernesto, como muchos de sus compañeros muestran incertidumbre ante la baja de compradores, los pasillos no lucen como de costumbre, donde medio millón de personas circulan a diario.

“Es un sector estratégico, no se puede parar, porque pararíamos la producción que se realiza en el campo”, explica Héctor Ulises García Nieto, coordinador de la Central de Abasto de la CDMX.

Medidas de prevención

Todos los días a las 18:00 se lleva a cabo una sanitación completa en pasillos de las naves e instalaciones sanitarias, al igual que otras áreas comunes.

Las medidas de higiene y los protocolos sanitarios son el lavado de manos, uso de gel desinfectante, y procurar que haya al menos un metro de distancia entre personas, así como emplear cubrebocas, guantes y cofias.

Foto: Central de Abasto CDMX

La Central de Abasto CDMX recomienda:

  • Acudir una vez por semana.
  • Ir solo o con no más de un acompañante.
  • No acudir acompañado por niños, ancianos o personas cuyo estado de salud sea frágil.
  • Llevar gel antibacterial.

Los comerciantes han adoptado las medidas para tranquilidad de sus clientes aunque algunos no lo consideran práctico.

“Es que aquí no podemos trabajar con cubrebocas ni con guantes. Yo me pondría unos guates de látex, pero a la hora de levantar el bulto se me rompe”, explica Erasto García, un vendedor de chiles.

Te puede interesar: Medidas para prevenir contagio de coronavirus cuando vas al supermercado

Los comerciantes temen más a la caída de sus ventas que al virus

Los comerciantes resienten una baja en las ventas, ahora se miran las caras esperando clientes. Es evidente que la población se está quedando en casa, tomando precauciones para evitar el contagio de coronavirus.

Mario, vendedor de mandarina y mango desde hace diez años, señala que de las mil cajas de mandarinas que él y cuatro compañeros comercian cada semana, esta semana vendieron menos de 400.

Quienes a temprana hora ya no tenían mercancía ahora tardan mucho más tiempo en vender sus productos.

“Todos nos vemos afectados por esto “, comenta Mirian Cesáreo quien vende ajo y cebolla, abastece a compradores de Puebla o Querétaro y explica algunos clientes no han ido a hacer sus compras.

Abasto de alimentos

Las 65 centrales de abasto que hay en México permanecerán abiertas durante la contingencia. La Red Nacional de Centrales de Abasto informó que no hay ni habrá riesgo de desabasto de alimentos.

Te puede interesar: Qué alimentos debes almacenar ante una pandemia