Ejercicios de respiración para relajarse si entras en pánico

Una correcta respiración te ayuda a calmar el espíritu y la mente
Ejercicios de respiración para relajarse si entras en pánico
Foto: shutterstock

Es importante mantener la calma en momentos de angustia y estrés. Respirar adecuadamente te puede ayudar en esos propósitos.

No son momentos faciles, hay mucha preocupación y miedo por el coronavirus. Ya sea por la pérdida de un familiar, por estar enfermo uno mismo o por la cuarentena, los niveles de estrés han aumentado estratosféricamente.

Si consideras que necesitas tomar medidas para reducir tu actividad mental y tu angustia, no está demás tomar medidas como limitar tu exposición a las redes sociales. Pero, sobre todo, existen formas de respirar que te pueden venir excelente en estos momentos.

Respiración profunda

Reduce la agitación, el estrés y la ansiedad. Basta con respirar profundamente y llenar los pulmones de aire desde la nariz, luego retenerlo unos segundos y soltarlo lentamente por la boca.

Respiración abdominal

Sigue los consejos de la respiración anterior, simplemente acumula el aire en el área abdominal. Para esto, se aconseja realizar esta respiración sentados o acostados. Tomamos aire, lo mantenemos por unos segundos y lo soltamos poco a poco.

Respiración completa

Este tipo de respiración aporta una gran oxigenación, activa la circulación y tonifica el corazón. Básicamente consiste en mezclar las dos respiraciones anteriores.

Se comienza expulsando lentamente todo el oxígeno de nuestros pulmones por la nariz de forma lenta. Después de esto inhalamos para llenar nuestro abdomen y seguimos tomando aire hasta que los pulmones también estén llenos. Al soltar el aire por la boca, primero dejaremos ir lo de nuestros pulmones y luego lo del abdomen.

Respiración alternada por las fosas nasales

Empieza tapando la fosa nasal derecha y expulsa todo el aire por la izquierda. Inhala por la izquierda tres segundos, abre la fosa derecha, tapa la izquierda y exhala por la derecha seis segundos. Repite el procedimiento varias veces intercambiando las fosas.

Respiración de fuego

Si en vez de relajarte lo que buscas es llenarte de energía, este tipo de respiración te puede ayudar. Debes empezar tomando aire lentamente y profundo por la nariz, luego soltar el oxígeno por la boca rápidamente desde el abdomen.