Carson pide el cierre del transporte público

Alcalde indica que los traslados propagan el COVID-19; Metro asegura que ha tomado medidas para proteger a los viajeros
Carson pide el cierre del transporte público
05/16/19/LOS ANGELES/A commuter places his bicycle on a metro bus during Bike to Work Day. (Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

El alcalde de la ciudad de Carson, Albert Robles, pidió ayer que el servicio de transporte público Los Ángeles (Metro) cancele inmediatamente el uso de sus autobuses y trenes para prevenir el esparcimiento del coronavirus.

“Aquí en Carson ya suspendimos nuestros servicios de transporte local. Sé que es un inconveniente para nuestros residentes y para quienes viven en el Sur del condado de Los Ángeles pero prefiero decir ‘lamento las molestias’ a tener que decir ‘lamento tu pérdida’”, indicó Robles a La Opinión.

“La gente [podría] morir porque estos autobuses sirven como propagadores del coronavirus”, agregó.

En un artículo previo, un conductor de autobús de Metro dijo a La Opinión, que él estimaba que durante la pandemia transporta un 20% de pasajeros desamparados.

El Ayuntamiento de Carson hizo público este pedido después que se comunicó que un conductor del autobús MTA dio positivo al COVID-19. El trabajador estuvo sirviendo su ruta comenzando en una terminal que es subcontratista del MTA en Carson. Ahí llegan docenas de autobuses del MTA.

Las autoridades de Carson se cuestionan si este conductor pudo haber infectado a más personas.

“Y aunque Metro ya puso en cuarentena al conductor del autobús y a las personas con quien tuvo contacto, no han puesto en cuarentena a todos los pasajeros que subieron y bajaron”, dijo Robles.

La semana pasada el alcalde envió una carta al director y CEO de Metro, Philip Washington, pidiendo cancelar el servicio. Ante ello, la respuesta fue que se podían suspender los servicios porque personal esencial, como socorristas y enfermeras, dependen del transporte público.

“LA Metro continuará brindando servicio mientras podamos”, dijo Washington en la misiva a Robles.

El alcalde explicó que si los socorristas, enfermeras y médicos están tomando el autobús es una razón aún mayor para que el servicio de autobuses se detenga “porque estos profesionales de intervención inmediata no deberían estar expuestos al coronavirus de esa manera”.

El concejal de Carson Jawane Hilton dijo que pese que se ha creado la nueva regla de que los pasajeros entren desde la parte trasera del autobús, no es seguro.

“No podemos desinfectar los camiones después de cada pasajero. La gente se sostiene del pasamanos. Las personas están cerca unas de otras”, indicó. “Es imposible practicar la distancia social en el autobús. Por lo tanto, creo que el transporte público transporta el COVID-19 por todas partes.

Robles dijo que las personas que más utilizan el transporte público son de bajos ingresos, latinos y afroamericanos. También indicó que en su mayoría, los choferes de autobús tienden a ser
minorías. “No tienen la protección adecuada. Están expuestos”, expresó.

Opciones de transporte

Debido a la crisis de salud, el Consejo de Desastres de Carson decidió suspender el servicio de transporte de Carson a partir del sábado 28 de marzo hasta nuevo aviso.

Carson Circuit es un sistema de autobuses de itinerario fijo que consta de ocho rutas que brindan transporte local a la comunidad de Carson y que sirve como conector para otros proveedores regionales.

El alcalde de Carson Albert Robles pidió a Metro Los Ángeles que clausure su servicio de transporte público para evitar la propagación del COVID-19. (Suministrada)

En su lugar se pidió a los vecinos del área quedarse en casa y de ser necesario viajar dentro de Carson, pedir un servicio de Lyft —que durante la pandemia es relativamente barato.

Robles dijo que la ciudad se comprometió a pagar la mitad del pasaje de los residentes de Carson —que viajen dentro de la ciudad— para actividades necesarias como ir al doctor, comprar su mandado o visitar a algún familiar.

La ayuda económica es gracias a una subvención que la Ciudad recibió en 2019 del Distrito de Gestión de la Calidad del Aire de la costa sur (AQMD) con el fin de alentar el uso del transporte público.

Cuando Carson anunció su cancelación temporal de autobuses locales y pidieron utilizar el dinero para los viajes de sus residentes, Metro les aprobó la subvención.

El alcalde dijo que si la agencia está al tanto del servicio que se puede dar a los trabajadores “esenciales”, no entiende porqué no ponen este mismo plan en práctica en la ciudad de Los Ángeles.

“Si hay una enfermera o un médico que utiliza transporte público, entonces necesitamos sacarlos de ahí por su seguridad, y existen alternativas”, dijo Robles.

No, por ahora

En respuesta, Metro dijo que continuará brindando transporte en el condado de Los Ángeles ya que son considerados una entidad crítica para la infraestructura de salud, negocios y cívica del Sur de California.

Agregó que actualmente transporta a unas 300,000 personas al día que es “la cantidad de trabajadores esenciales que confían en el servicio”.

La agencia aseguró que ha fortalecido la limpieza de los autobuses, trenes como en Union Station y otros centros principales de tránsito.

“Esto incluye un enfoque elevado en la limpieza de áreas con alto punto de contacto, como pasamanos, botones del elevador y máquinas expendedoras de boletos”, informó Metro un comunicado.

“Estamos haciendo todo lo posible para mantener un sistema saludable y seguro para nuestros clientes que dependen de Metro para llegar a donde necesitan en el condado de Los Ángeles”.

En cuanto a las personas sin hogar que viajan en Metro sin rumbo fijo, la agencia dijo que a partir del miércoles 1 de abril comenzaron a realizar “evaluaciones” de los pasajeros en algunos de los centros de tránsito más concurridos.

El trabajo se realiza en conjunto con la policía de Metro y la organización sin fines de lucro People Assisting the Homeless (PATH).

“El propósito de las evaluaciones es: educar a los pasajeros sobre la importancia de limitar los viajes a actividades esenciales y tratar de conectar a las personas vulnerables con camas de refugio”.

Además, se aplicará una nueva regla que limita a una bolsa o artículo personal por pasajero.