Ideas creativas para fomentar la lectura de los más pequeños

Escoge un tiempo relajado durante el día para lograr el hábito entre papás e hijos

Esta etapa de confinamiento es una magnífica ocasión para lograr que tus hijos lean.
Esta etapa de confinamiento es una magnífica ocasión para lograr que tus hijos lean.
Foto: Aline Dassel  / Pixabay

Leer no es necesariamente una tarea escolar y eso es importante precisarlo a los pequeños de la casa de una manera diversa que con el paso del tiempo le permita crear un hábito.

Preocuparte por el qué tanto leer tu hijo en etapa escolar es defender tantos beneficios en su desarrollo como madurar, favorecer el sentimiento de sensaciones y emociones, desarrollar la creatividad, fortalecer la personalidad, enriquecer la propia cultura, aumentar la capacidad de análisis, permitir la reflexión, agilizar la deducción, el razonamiento lógico y hasta la concentración, entre otras tantas riquezas a la inteligencia.

Esta etapa de confinamiento, es una magnífica ocasión para lograr este objetivo porque precisamente lo que tenemos ahora con los hijos es tiempo de sobra, así que es momento de localizar los libros que más le puedan interesar y comenzar el proceso de darle lectura a tu pequeño.

Aunque la lectura es una actividad individual, es importante leer con ellos y compartir el tiempo juntos aunque ya sepan leer y escribir. La idea es que los niños sientan que se les dedica ese tiempo frente al libro, con tiempo en calma, sin tanta prisa y sin tanta presión por la compresión.

Para eso debes seleccionar las historias más adecuadas a su edad, no practiquen la lectura solo previo a dormir sino escoge un tiempo relajado durante el día, elige mayormente los libros de papel y no los digitales ya que los dispositivos móviles puedes ser medio de distracción.

Dile a tu hijo que es momento de la lectura y prepara su atención, eso le ayudará a emocionarse con la actividad y recibirá mucho estímulo de tan importante momento. Otro consejo clave sería crear el entorno más infantil, como usar títeres, ambientes imaginarios, usar peluches y sonidos que les permita a ambos crear el momento de fantasía.