Las mascotas no contagian coronavirus a las personas, esto es lo que debes saber al respecto

Expertos científicos aseguran que no hay motivo para temer que las mascotas se puedan contagiar

Desde que apareció la noticia de un tigre infectado por coronavirus en el zoo del Bronx de Nueva York, se disparó la alarma por la posibilidad de que los animales se contagien.

Los expertos son muy claros al respecto: hasta la fecha no hay pruebas de que un gato, un perro o cualquier mascota puedan transmitir la Covid-19 a una persona. No obstante, los seres humanos sí podrían potencialmente transmitir el nuevo coronavirus a los perros, gatos y hurones, según un documento científico técnico del Ministerio de Sanidad sobre el virus.

Se ha llegado a esta conclusión tras conocerse los casos de un gato en Bélgica y dos perros en Hong Kong con síntomas respiratorios y digestivos, y que vivían con una persona infectada con el coronavirus.

Investigaciones experimentales realizadas en un laboratorio de China han observado infección en gatos y hurones, con replicación activa del virus en vías respiratorias. Esta situación también se ha observado aunque con “mucha menor intensidad” en perros.

La investigación llevada a cabo en China señala que los gatos pueden ser infectados con el coronavirus y pueden transmitirlo a otros gatos, pero los perros no son realmente susceptibles a la infección. Este estudio que se publicó en la revista Nature, también concluye que es poco probable que pollos, cerdos y patos contraigan el virus.

Los investigadores afirman que ninguno de los gatos infectados mostró síntomas de enfermedad, y que sólo uno de los tres felinos expuestos a animales infectados contrajo el virus. “Esto sugiere que el virus puede no ser altamente transmisible en los gatos”, señalan.

En cualquier caso, son solo ensayos y los datos de los expertos son tajantes: las mascotas no son una fuente de transmisión significativa de esta enfermedad.

Si el dueño de una mascota tiene síntomas de la Covid-19 se aconseja que deje a la mascota al cuidado de otras personas. Si esto no es posible, la persona debe usar mascarilla y lavarse bien las manos antes y después del contacto con el animal.