Chrissy Teigen se plantea mostrarles un pezón a los paparazzis por lástima

El hogar que comparte con su esposo John Legend está rodeada por ellos, quienes esperan por cualquier cosa que puedan fotografiar

Chrissy Teigen.
Chrissy Teigen.
Foto: Michael Buckner / Getty Images

La postura de Chrissy Teigen acerca de los paparazzi es una de las más comedidas en el mundo del entretenimiento: para ella, se trata de un trabajo más y, en su experiencia, si se les trata con amabilidad, ellos suelen comportarse de la misma manera.

Eso explica que se haya tomado con mucha filosofía que varios de ellos se hayan apostado esta semana frente a su mansión de Malibú, donde está pasando el período de aislamiento junto a su marido John Legend y sus dos hijos pequeños, con la esperanza de fotografiarles en una de sus escasas salidas a la calle.

“¿Saben quién está sufriendo mucho la situación actual? Los paparazzi. No tienen nadie a quien sacarle fotos. Ahora hay unos cuantos a la puerta de mi casa. Esperando y esperando por un paseo que no llegará. O por un pezón inesperado que no quedará a la vista de todos. Creo… creo que voy a enseñarles un pezón”, ha explicado la antigua modelo este miércoles en Twitter.

Entre el aburrimiento que conlleva la cuarentena y la pena que el fondo le daba ver a los paparazzi esperando hora tras hora al otro lado de su valla, Chrissy se planteó incluso la posibilidad de montar una pequeña farsa solo para entretenerse y darles algo de contenido.

View this post on Instagram

dysfunction junction

A post shared by chrissy teigen (@chrissyteigen) on

“Denme alguna idea para que pueda ayudar a mantener a flote la economía. ¿Organizar una pelea falsa con John? ¿Echarme a llorar? ¿Arrastrar a mi madre hasta el coche como si fuera un animal?”, le ha sugerido a sus seguidores.

Finalmente el matrimonio se animó a salir a la entrada de su mansión -ella con el pelo recogido y en chándal, y el cantante vestido de negro sujetando una caja de donas- y, por supuesto, esas imágenes no han tardado en publicarse en distintos medios. En ellas, se ve como John levanta el envase y lo señala con el dedo mientras establece contacto visual con los paparazzi, que no comprendieron lo que estaba tratando de decirles.

“Nueva información: no he hecho nada más que ofrecerles unas donas, que no han aceptado”, ha escrito Chrissy en Twitter para explicar cuál era su intención.