La pandemia restrasa el conteo de Inland Empire

Las organizaciones se las ingenian para motivar a la comunidad a participar en el Censo 2020.

Recuerda que puedes llenar tu cuestionario por Internet. Cortesía de la Oficina del Censo.
Recuerda que puedes llenar tu cuestionario por Internet. Cortesía de la Oficina del Censo.
Foto: Cortesía

La extensión de la fecha límite para participar en el Censo, que se dio a raíz de la pandemia por el coronavirus, cayó como anillo al dedo a regiones y comunidades en donde la participación hasta el momento no ha sido la esperada por organizaciones que promueven el conteo.

Y es que hace unos días, el Buró del Censo de Estados Unidos retrasó la fecha límite para completar el cuestionario por Internet y teléfono hasta el 31 de octubre; lo que le brinda a las organizaciones que promueven el conteo tiempo que vale oro.

En la región de Inland Empire, conformada por los condados de San Bernardino y Riverside, la participación hasta el momento no ha sido la deseada pero tampoco es desalentador tomando en cuenta la situación actual.

En cifras

Según datos del Censo, el índice de participación actual a nivel nacional es de 49.8%.

California registra a la fecha el 50.9% de participación; sin embargo, Inland Empire muestra que solo el 47.8% se ha hecho contar, dos puntos porcentuales por debajo del nivel nacional y más de tres puntos porcentuales del nivel estatal.

Italia García, directora de asuntos políticos para el Centro de Acción Comunitaria y Justicia Ambiental (CCAEJ), dijo a La Opinión que pese a que las organizaciones no han podido promover el conteo puerta por puerta debido a las órdenes emitidas por el gobierno estatal para mermar la propagación del coronavirus, se ha logrado éxito gracias a la tecnología.

“No hemos podido compartir educación en lugares públicos como el tianguis o supermercados. Sin embargo, hemos tenido mucho éxito en nuestra transición a la banca telefónica y la organización digital a través de Internet”, indicó.

“Entendemos que necesitamos continuar mejorando nuestra estrategia para llegar a poblaciones difíciles de contar. Las listas de bancos telefónicos son solo de votantes registrados, por lo que ciertas comunidades difíciles de contar cómo los inmigrantes todavía se quedan fuera. Esperamos que los esfuerzos de boca en boca y de los medios ayuden a cerrar esa brecha”, dijo García.

Esfuerzos comunitarios

Segun Deborah Phares, gerente de proyecto del Censo 2020, debido a la pandemia el Buró ha cancelado temporalmente eventos de campo —incluyendo la operación Update Leave, en la cual agentes del censo entregan invitaciones a mano para responder a conteo.

“Esta operación es de valiosa ayuda en zonas rurales”, explicó.

Para contrarrestar la situación, Phares dijo que algunos grupos han grabado mensajes de personalidades que transmiten por un altavoz instalado en la parte trasera de camionetas. El mensaje es claro y conciso: “Hágase contar”.

El distanciamiento social no ha detenido a los grupos comunitarios en su esfuerzo por convencer a la comunidad a ser contados.

Luz Gallegos, directora de programas comunitarios del Centro Legal TODEC, en Perris, dijo que la pandemia se ha sumado a la lista de factores que han obstaculizado el conteo pero que también ha sacado lo creativo que los grupos pueden ser para lograr el objetivo.

Hizo hincapié de que pese a que la Administración actual ha intentado disuadir la participación de la comunidad inmigrante, primero con la pregunta de ciudadanía que fracasó y luego con el tema de la carga pública, la comunidad no ha cedido.

Gallegos dijo que un obstáculo latente es el llamado “dead zone” o zona muerta, áreas en donde la señal de Internet es nula.

“Los ataques [de la Administración] han sido constantes, lo que hace que la comunidad no confíe tan facilmente y dude en participar. Tenemos fe en que la comunidad pondrá a un lado la desconfianza y participará tremendamente el el conteo”, añadió.

Es posible que las visitas de los censistas se retrasen este año.

El conteo es importante

“La importancia de ser contados se está viviendo ahorita con la pandemia. Hay regiones que no tienen recursos porque hace 10 años la participación fue baja. No podemos permitir que esto vuelva a ocurrir, nuestro futuro y familias están en juego”.

Y es que el conteo no solo es clave para que las regiones obtengan los fondos económicos adecuados sino también para que comunidades tengan una mejor representación política.

Gallegos adjudicó el triunfo de las licencias de conducir para residentes indocumentados al conteo de 2010, lo que permitió la redistribución de distritos que a su vez benefició a la comunidad inmigrante.

“Después de años de trabajo y de asistir a miles de personas a naturalizarse estadounidenses, nos dimos cuenta que nada cambiaba. Fue entonces cuando entendimos la importancia del censo. Movilizamos a las comunidades y los resultados fueron elecciones ganadas por representantes que entienden nuestras necesidades. Todo eso está en juego, tenemos en si nuestro futuro en nuestras manos”, dijo.

Hace poco TODEC organizó un concierto virtual con la participación de Tito Rey y Frankie J. Antes, los cantantes hablaron de la importancia del censo. “La tecnología es nuestro mejor aliado”, dijo Gallegos.

“Si no nos hacemos contar, entonces no podremos quejarnos”. l