Cómo aprovechar mejor las videollamadas con los pequeños

Hablar con tu sobrino puede ser divertido si acuerdan un horario por semana en vez de hacerlo casi a diario

Las videollamadas pueden ser aburridas si no se tiene una debida atención con los pequeños.
Las videollamadas pueden ser aburridas si no se tiene una debida atención con los pequeños.
Foto: Anastasia Gepp  / Pixabay

Querer a tu hijo es una cosa, querer que quieran a tu hijo es otra cosa. Por eso debes ser cuidadoso en estos tiempos de cuarentena cuando pones a tu pequeño en videollamada con un ser querido, porque no siempre tienen el tiempo para que se relacionen con mucho gusto.

Esta modalidad de esparcimiento es bien aprovechada por quienes llevan la cuarentena al pie de la letra, pero tenemos que considerar la forma de aprovechar esos tiempos al teléfono para que nadie termine fastidiado.

Y es que puede suceder que tengas ganas de platicar con una hermana, pero ella en el afán de hacer que su hijo se entretenga y de paso descansar de su atención, lo deja al teléfono un buen rato. Tú le hablas al niño pero él no te hace caso. Todo se vuelve soso y aburrido que ninguno merece dejar de ponerse atención.

Si fuese el caso de que quieras ver al hijo de un conocido, busca la forma de acordar una cita, para que el pequeño también sepa que pronto le van a saludar y tenga esa disposición al momento.

Poner un horario a las videollamadas permite que tu día sea productivo, incluso puedes hacerlo tal vez por semana para que ambos tengan qué contarse y sobre todo ganas de hablar. Existen padres que agradecerían entretener un poco a sus hijos por teléfono cuando ya no saben qué hacer en el día. Hazlo cuidadosamente para todas las partes salgan bien contentas.