Ideas para cocinar con el pan duro que te sobró

El pan es uno de los alimentos que no puede faltar en ninguna cocina, se destaca por su valor nutricional e inmensa versatilidad. Aprende a optimizarlo al máximo y ahorra en los gastos del hogar

Extraordinarias ideas para crear nuevos platillos con los restos del pan que tienes en casa.
Extraordinarias ideas para crear nuevos platillos con los restos del pan que tienes en casa.
Foto: Pexels

La actual situación económica derivada de la pandemia causada por coronavirus nos invita a ahorrar el máximo y optimizar los recursos con los que contamos. Evitar el desperdicio de alimentos es una extraordinaria opción para reducir gastos en el hogar. El pan es uno de los productos básicos y más consumidos en el mundo, es popular por su alto valor nutricional y se trata de un ingrediente versátil, generoso y económico. Es normal que tengamos la costumbre de tirarlo cuando ya no está fresco, sin embargo existen numerosos usos que se le pueden dar al “pan duro” y así transformarlo en una nueva receta. 

1. Tostadas para desayunar

Para aquellas ocasiones en las que no sabes que hacer con los restos de una gran pieza de pan, una gran idea es rebanarlo con un cuchillo de sierra y hornearlo muy brevemente. Posteriormente unta generosamente ingredientes que brinden suavidad como es el caso del aguacate, algunos quesos como el ricotta, cottage o queso crema, mantequilla y todo tipo de mieles y mermelada; tendrás un desayuno muy fácil de hacer y bastante económico.

Tostadas de aguacate y huevo. /Foto: Agencia Reforma

2. Crutones

Los crutones son un delicioso complemento que llena de vida una gran variedad de sopas, cremas y ensaladas. Una magnífica alternativa para aprovechar el pan duro, lo único que tendrás que hacer es partir la pieza de pan en cubitos pequeños, acomódalos en una charola para hornear, añade aceite de oliva generosamente, espolvorea sal, pimienta, hierbas aromáticas y queso parmesano; te tomará menos de 5 minutos en el horno a 120 ºC. Recuerda colocarlos en un frasco con tapa hermética al finalizar, esto ayudará a mantenerlos frescos.

Crutones./Crédito: Iva Balk/Pixabay

3. Pan molido

El pan molido es la base de la mayoría de los empanizados caseros y es un producto que estamos acostumbrados a comprar. Sin embargo prepararlo en casa no solo es un buen método de ahorro, es una grandiosa opción para darle un giro un poco más gourmet a este clásico ingrediente. Lo único que tendrás que hacer es cortarlo en pedazos pequeños y agregarlos a la licuadora, integrando tus ingredientes favoritos como pueden ser hierbas de olor, especias y queso rallado.

Pollo empanizado. /Foto: Cortesía

4. Pudines

Los pudines son un platillo que le encanta a todos, es una de las recetas más populares para aprovechar el pan duro y una de las variantes de postres más económicas. Lo único que tendrás que hacer es rebanar el pan y ponerlo en remojo con leche, minutos después deberás mezclar el pan (que estará prácticamente desecho) con azúcar, huevo, vainilla, nueces y mantequilla fundida; hornea a altas temperaturas. El resultado final es un pan dulce suave y delicioso.

Pudin. /Foto: Cortesía

5. Torrijas

Las torrijas son una receta con mucha tradición, un clásico que preparaban las abuelitas quienes solían cocinarlas durante la Semana Santa. Se trata de una sencilla receta que se elabora con ingredientes que tenemos en casa, lo único que deberás de hacer es cortar el pan en rebanadas transversales y remojarlos en leche previamente hervida con ralladura de limón y canela. Finaliza pasándolas por huevo batido y fríe en aceite bien caliente, espolvorea con azúcar blanca y disfruta a todas horas; son un suculento acompañamiento del café o té de la tarde. 

Torrijas./Crédito: Valverde Redactor/Pixabay