Comer estos alimentos puede hacerte vulnerable al COVID-19

Médicos señalan que se deben controlar los niveles de azúcar en sangre aún sin ser diabético
Comer estos alimentos puede hacerte vulnerable al COVID-19
Foto: cottonbro / Pexels

La alimentación juega un papel importante en el funcionamiento correcto del sistema inmunológico para estar alerta y protegernos de infecciones ya sea por virus, bacterias y organismos extraños invasores (antígenos).

Así como hay alimentos ricos en nutrientes que estimulan nuestras defensas, hay comidas y bebidas que las debilitan y te vuelven más vulnerable a contraer coronavirus y otras infecciones.

Alcohol

Foto: PxHere

El consumo de cerveza, vino o cualquier otra bebida alcohólica afecta negativamente tu sistema inmunológico.

Estudios demuestran que entre dos horas y cinco horas después de tomar entre 4 y 5 bebidas, los sistemas inmunes se vuelven menos activos que cuando estás sobrio.

Hay una menor frecuencia de linfocitos y monocitos (glóbulos blancos), destruyes parte de tu ejército de células asesinas naturales.

Mayo Clinic refiere que el consumo excesivo de alcohol puede aumentar el riesgo de enfermedades, especialmente la neumonía, también puede dificultar que tu cuerpo resista a tales enfermedades.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda:

“Las personas deben minimizar su consumo de alcohol en cualquier momento, y particularmente durante la pandemia de COVID-19”.

Azúcar y sal

La OMS recomienda evitar bocadillos con alto contenido de sal y azúcar. Por ejemplo: galletas y pasteles.

Edward Lich/Pixabay

La OMS también recomienda limitar los los refrescos y otras bebidas con alto contenido de azúcar como jugos, concentrados, jarabes de frutas, leches saborizadas y bebidas de yogur. En general, todo lo que tiene azúcares agregados.

Foto: PxHere

Investigaciones manifiestan que la alta tasa de consumo de dietas altas en grasas saturadas, azúcares y carbohidratos refinados (colectivamente llamada dieta occidental, WD) activa el sistema inmune innato y deteriora la inmunidad adaptativa, lo que lleva a una inflamación crónica y una defensa deteriorada contra los virus.

Foto: PxHere

La inflamación periférica causada por COVID-19 puede tener consecuencias a largo plazo en aquellos que se recuperan, lo que lleva a afecciones médicas crónicas como la demencia y la enfermedad neurodegenerativa.

Azúcar en la sangre y el COVID-19

El nuevo coronavirus infecta las células al unirse a la superficie a través de un receptor llamado ACE2. Tanto el ACE2 como el virus necesitan moléculas de azúcar unidas a sus proteínas para que esto funcione correctamente.

El grado y el control de la respuesta inmune de los pulmones también pueden depender de la cantidad de azúcar que se adhiere a la proteína espiga del virus.

Se deben controlar los niveles de azúcar en sangre aún si no es diabético, si el virus infecta a las células que producen insulina, puede contraer una diabetes temporal con COVID-19, explica el profesor de medicina, Adam M. Brufsky.