Hailey Bieber no deja de ‘aprender’ en su matrimonio con Justin Bieber

La pareja tiene casi dos años ya como marido y mujer
Hailey Bieber no deja de ‘aprender’ en su matrimonio con Justin Bieber
Justin y Hailey Bieber.
Foto: Getty Images

Hailey Bieber ha aprovechado el último episodio de su nueva serie documental para Facebook, ‘The Biebers on Watch’, la cual registra algunos de los momentos más íntimos y cotidianos del joven matrimonio en su mansión de Toronto, para congratularse abiertamente por el sinfín de lecciones de toda clase y condición que está recibiendo en su convivencia diaria con el astro de la música.

Tanto es así, que al margen de sus casi dos años ya como marido y mujer, Hailey siente que todos los días “aprende algo nuevo” de Justin y de los entresijos de su intensa relación. “Tengo la impresión de que todavía estamos en esa fase de conocernos en profundidad, cada día aprendo algo nuevo“, le dirige al intérprete durante una entretenida partida al juego de mesa ‘Jenga’.

Por si no fuera suficiente, la sobrina de Alec Baldwin espera que esa dinámica se mantenga inalterable a lo largo de toda su existencia, hasta el punto de que aspira a disfrutar de una nueva aventura cada día al menos hasta que ambos lleguen a los cien años de vida. “Ese es mi objetivo en este matrimonio, llegar a los 100 con la sensación de que cada día aprendemos algo nuevo el uno del otro“, ha añadido.

Lo que sí aprendieron los espectadores en la anterior emisión de ‘The Biebers on Watch’, como se encargó de revelar la propia Hailey durante unos minutos de confidencias ante la cámara, es que la maniquí todavía no olvida las odiosas comparaciones de las que fue objeto en relación con algunas de las exnovias más mediáticas de Justin -fundamentalmente Selena Gómez-, las cuales minaron notablemente su autoestima.

“No es nada sencillo, la verdad. Justin sabe que a mí me resulta muy duro por las cosas que dice la gente y la forma en que siempre se hacen comparaciones… En ese sentido, me han hecho sentir menos mujer. Creo que cuando alguien tiene tanto que decir, o se esfuerza tanto por hacer que otros se sientan peor, es porque en el fondo lo está pasando mal. Me ayuda recordar que esas personas probablemente estén lidiando con sus propios problemas”, reconocía la joven.