Limitarán acceso a 4 parques de Nueva York: mejora el clima y la gente rompe la cuarentena

Habrá un "enfoque de monitoreo" en vez de coerción, prometió el alcalde De Blasio

Central Park el mes pasado, en plena pandemia
Central Park el mes pasado, en plena pandemia
Foto: Peter Foley / EFE

Cuatro famosas áreas verdes de la ciudad tendrán acceso limitado para evitar el hacinamiento y la posible propagación del coronavirus: Sheep Meadow en Central Park, Pier 45 y 46 de Hudson River Park, y Domino Park en Williamsburg, anunció ayer el alcalde Bill de Blasio.

Habrá un “enfoque de monitoreo” donde los oficiales de policía de Nueva York y los embajadores civiles establecerán parámetros y distribuirán máscaras, pero sin usar la coerción, explicó el alcalde, sin detallar cuántas personas podrán acceder a los parques ni si tendrán un límite de tiempo para dar paso a otros visitantes.

También ayer De Blasio anunció que NYPD ya no vigilará el distanciamiento social de grupos pequeños ni uso de máscaras, luego de varia acusaciones por racismo y abuso policial.

En cambio, algunos de los 2,260 “embajadores de distanciamiento social” de la ciudad educarán a los visitantes de parques sobre las reglas y también entregarán protectores faciales.

“Y si ese enfoque funciona, lo aplicaremos a cualquier lugar que necesitemos”, dijo De Blasio durante su conferencia de prensa diaria ayer.

Todos los recintos policiales de la ciudad ahora tendrán un automóvil designado que se centrará en abordar a los grandes grupos. “Cuanto más grande es la reunión, más tiene que hacer la policía de Nueva York para asegurarse de que esa reunión nunca comience o se rompa rápidamente”, dijo De Blasio.

“Se trata de proteger la seguridad de las personas”, insistió De Blasio, citado por amNY.

El objetivo es que los oficiales no lleguen al punto de emitir convocatorias que, en 80%, se han dirigido a neoyorquinos negros y latinos, según datos de la policía de Nueva York publicados a principios de este mes.

En los próximos días, más agentes de NYPD y embajadores de distanciamiento social vigilarán las playas de la ciudad, particularmente Coney Island y Far Rockaway Beach, para garantizar que los caminantes se mantengan a una distancia segura unos de otros y cubran sus rostros.

De resto, las piscinas y balnearios de la ciudad siguen cerrados en lo que respecta a entrar al agua, aunque en otras costas del estado algunas sí abrirán, anunció el gobernador Andrew Cuomo ayer.