Sigue este test de los tres deseos para saber si tu hijo es feliz

Si consideras que debes ayudarlo a enfrentar su situación, busca ayuda profesional para que pueda seguir su camino hacia la plenitud

Sigue este test de los tres deseos para saber si tu hijo es feliz
Estas respuestas son una luz al interior de los niños y una buena brújula para saber si están disfrutando su vida o existe algo que les de temor y o preocupación.
Foto: Pixabay
Regreso a Clases

Los padres pueden hacer hasta lo imposible por darle todo a sus hijos, cumplir sus necesidades básicas pero también otras de índole material, siempre pensando en que el pequeño sea feliz. En ese noble intento la mayoría de los padres está de acuerdo en que el mayor deseo es apreciar esa felicidad, pero si en este momento le preguntaras a tu hijo si vive a plenitud ¿lo aceptaría o lo negaría?

No tengas duda, mejor conoce su sincera respuesta realizando un interesante test de los tres deseos para saber si tu niño es feliz, con el que fácilmente podrías conocer sus sentimientos, y darte una idea de lo que piensa de su entorno familiar.

Cierto que los niños aún no deben preocuparse de más por temas de logro más allá de temas escolares. No obstante, si reunimos a dos niños que hablen de felicidad, tal vez no experimenten la misma sensación de bienestar, autoestima y plenitud, como uno podría pensarlo o esperarlo.

Porque sabemos que hay niños que no tienen las mejores condiciones económicas pero parecen siempre estar felices, o en contraparte otros pequeños que pese a que tienen todas las condiciones para estar bien, parecen estar siempre insatisfechos y desear más.

Platica con el menor y dile lo siguiente: Si pudieras pedir tres deseos (lo que fuera), ¿qué deseos pedirías? A partir de su respuesta, podemos saber un poco más de su personalidad. Las respuestas podríamos agruparlas de tres maneras:

El niño es feliz cuando su responde que desearía:

Tener superpoderes

Un juguete o todos los juguetes del mundo

Una mascota

Un helado

Un videojuego

Más deseos

Un viaje, etc.

 

El niño es especialmente sensible cuando desearía:

Que mi familia siempre esté feliz

Que mi papá no trabaje tanto

Que nadie se muera

Que no haya guerras

Que no haya más contaminación

Que los animales no se extingan

Que no haya gente mala

Que no haya temblores ni desastres naturales

 

El niño siente un gran agobio cuando desearía:

Que mamá y papá no se peleen

Que mis padres tengan más dinero

Que mi papá no esté tan enojado siempre

Tener más amigos

Sacar mejores calificaciones

No tener que ir al colegio

Ser más delgado

Ser más inteligente

No tener pesadillas

Estas respuestas son una luz al interior de los niños y una buena brújula para saber si están disfrutando su vida o existe algo que les de temor y o preocupación. De ser así, entonces considera intervenir para que tu pequeño tenga un mejor entorno. Otra forma es mucho más directa y también perfectamente válida, y consiste en preguntarles directamente si son felices y por qué.