Programas ‘after school’ en la cuerda floja para el próximo año

Autoridades indican que la propuesta de presupuesto del gobernador de California deja a cientos de niños y familias en el limbo

Programas ‘after school’ en la cuerda floja para el próximo año
Natalie ,12 (centro) y Camila, 8 (centro 2da linea) en programa de robotica de LA's BEST. (Suministrada)
Foto: Cortesía

La reciente propuesta del presupuesto fiscal 2020-2021 del gobernador de California, Gavin Newsom, amenaza de manera significativa a las escuelas públicas —sobretodo a los programas extracurriculares— ya que afectaría a decenas de familias de bajos recursos.

Los defensores de la educación aseguran que la financiación para los programas que se realizan después de clases (after school) se redujo de manera desproporcionada en $100 millones en California.

Esto significa un recorte del 15% en comparación con la reducción en el Fondo General del estado, que es de 8.6%.

Para el programa extracurricular LA’s BEST, que se encuentra en las escuelas de LAUSD, esto resultará en un déficit de más de $5 millones en el próximo año fiscal, poniéndolo en riesgo y afectando a los niños y familias necesitadas.

Incertidumbre

Una de las madres preocupadas es Wendy Ruiz, quien tiene dos niñas de 12 y 8 años de edad que asisten a la escuela Utah Street Elementary, en Boyle Heights.

Ambas participan en el programa LA’s BEST y como mamá soltera y empleada de tiempo completo, asegura que este programa ha sido de gran ayuda no solo para mantener a sus hijas bajo el cuidado de adultos sino también porque reciben educación de calidad.

“Ellas aprenden varias actividades extracurriculares. Una ha jugado varios deportes, como softball, y la otra ha participado en robótica”.

“Para mí es difícil escuchar al gobernador decir que le importa por la educación pero al mismo tiempo quiere cortar estos programas”, explicó.

Cecilia, Pascuzzo, otra madre de familia con dos hijos de 13 y 10 años, dijo que el programa LA’s BEST ha sacado el potencial de cada uno.

Su hijo mayor ya terminó el programa pero mientras estuvo ahí participó en, matemáticas, arte y ciencia lo cual le permitió perder la timidez.

El más pequeño fue recibido en el programa pese a tener una discapacidad intelectual, cuenta.

“El personal es muy bueno con él y lo ayudan mucho. No sé que va a pasar si cierran el programa”, dijo Pascuzzo quien reside en Highland Park.

“No quiero llevar a mi hijo donde no tengan la experiencia para cuidarlo”.

Los hijos de Cecilia Pascuzzo, Sebastian, 13 y Nicolas, 10, ambos participantes de LA’s BEST. (Suministrada)

Luchando por permanecer

Como el mayor programa para después de la escuela en la ciudad y el condado de Los Ángeles, el impacto de estos recortes perjudicará de manera desproporcionada a familias trabajadoras y dificultará la recuperación económica de la región, indicó Eric Gurna, presidente y CEO de LA’s Best Afterschool Enrichment Programs.

“Esto es confuso y decepcionante. Estamos pasando por un momento muy difícil económicamente pero los programas de después de la escuela funcionan más que ser solo ser niñeras”, agregó. “Ahí los niños aprenden deportes, STEM, artes y demás”.

La educación pública representa el 40% del presupuesto del estado; sin embargo, el gobernador Newsom pidió hacer un recorte de $6,500 millones o el 10% en el presupuesto, incluyendo los $100 millones que benefician a programas después de escuela en todo el estado.

Gurna dijo que inclusive después de la crisis del COVID-19, estos programas seguirán siendo esenciales para apoyar a los padres que trabajan, ayudar a los niños a superar la pérdida de aprendizaje y fomentar la salud emocional.

En el área de Los Ángeles LA’s BEST ofrece un programa extracurricular de enriquecimiento a 25,000 estudiantes en 200 escuelas del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD).

Alrededor del 85% de estos alumnos es latino y el 45% es aprendiz de inglés.

En una encuesta el 98% de los padres de familia, cuyos hijos asisten al programa LA’s BEST, aseguraron que pueden mantener su trabajo o encargarse de otras responsabilidades sabiendo que sus hijos están en un programa seguro después de la escuela.

LA’s BEST es uno de los programas extracurriculares en limbo. (Suministrada)

La asambleísta del Distrito 51 Wendy Carrillo dijo reconocer de primera mano la importancia de tener estos programas extracurriculares, sobre todo en las áreas más desfavorecidas.

“El área que yo represento tiene el 20% de personas viviendo por debajo de la línea de pobreza… Actualmente tenemos un 24% de desempleo, las familias están sufriendo”.

Carrillo dijo que está enfocada, junto con otros líderes políticos, a luchar por la educación de los niños más vulnerables.

Contó que el martes la Asamblea convocó a una reunión que reunió a republicanos y demócratas para discutir el presupuesto.

“Depende de nosotros abordar algunas de las soluciones y en eso estamos actualmente”, dijo Carrillo.

La asambleísta añadió que en Los Ángeles algunos de los temas más importantes son la vivienda, el desamparo y la educación. “Sin educación esto solo llevará a que se añada más pobreza en los años venideros”, agregó.

Por su parte, Gurna indicó que el presupuesto es una declaración de valores.

“En este momento, cuando nuestras familias en comunidades de LA’s BEST en Los Ángeles sufren tanto estrés, lo último que necesitan es ser devaluados por el gobernador. Necesitan más apoyo”. no menos”.