“Estamos en guerra”: tensiones raciales inclinan la balanza hacia una candidata negra como compañera de Biden

No espera nombrar a su compañero de fórmula hasta alrededor del 1 de agosto
“Estamos en guerra”: tensiones raciales inclinan la balanza hacia una candidata negra como compañera de Biden
Biden y Harris en un debate presidencial, septiembre 2019
Foto: Win McNamee / Getty Images

Joe Biden, ex vice presidente y virtual candidato Demócrata, enfrenta la creciente presión de activistas y líderes del partido para presentar una fórmula electoral racialmente equilibrada a raíz de los incidentes explosivos de esta semana que involucran a víctimas afroamericanas y han avivado la indignación generalizada, según un análisis de The Washington Post.

Hace varias semanas Biden se comprometió a seleccionar una mujer para la vicepresidencia, el cargo que él ya ocupó como un dúo inédito interracial con Barack Obama en 2009-2017.

Ello llevó a varios líderes Demócratas a promover pública y privadamente a mujeres de color de alto perfil para el trabajo que, en caso de ausencia suya, subiría a la presidencia.

Esas llamadas se han vuelto más fuertes esta semana después de la muerte de George Floyd bajo custodia policial en Minneapolis, lo que ha provocado disturbios generalizados en varias ciudades de EE. UU. Además de un episodio racista en el Central Park de NYC y, más temprano este año, el tiroteo fatal de Ahmaud Arbery, un hombre negro en Georgia.

Sin olvidar que el mismo Biden ha sido señalado por abuso sexual y tuvo un escándalo racista la semana pasada al afirmar que “No puedes ser negro y votar por Trump”. También hace presión el efecto desproporcionado del coronavirus en las comunidades minoritarias, sobre todo en Nueva York.

“Si Biden decide liderar a este país en una nueva dirección, su momento es ahora, no es noviembre”, dijo en relación a la fecha electoral LaTosha Brown, cofundadora del Black Voters Matter Fund y promotora de agregar una mujer negra a la fórmula presidencial. “Estamos en guerra”, sentenció.

Los incidentes recientes han alimentado la frustración entre activistas de derechos civiles que dicen que sus preocupaciones a menudo se ignoran hasta que ocurre la tragedia, y luego desaparecen rápidamente. Quieren que la campaña de Biden impulse una reforma radical del sistema de justicia penal, y ven su elección vicepresidencial como una prueba de su dedicación a los problemas raciales.

En este contexto, varias políticas negras, hispanas y asiáticas han surgido del paquete de posibles opciones.

Los principales aliados de Biden ven a la senadora Kamala D. Harris (California), que es afroamericana e india, como una de los principales contendientes. Además, fue candidata en las primarias, así que ya es nacionalmente conocida y tiene experiencia en debates.

Biden también dijo que está considerando a la representante Val Demings (Florida). Otros líderes Demócratas han sugerido a Stacey Abrams, ex nominada a gobernadora de Georgia; la representante Marcia L. Fudge (Ohio), y las senadoras Tammy Duckworth (Illinois) y Catherine Cortez Masto (Nevada).

Aunque el jueves la hispana Cortez Masto anunció que se apartaba de ser considerada para la vicepresidencia.

Biden dijo esta semana que no espera nombrar a su compañero de fórmula hasta alrededor del 1 de agosto. Indicó que podría elegir a alguien de una minoría racial, pero no está haciendo promesas.

“Hay mujeres de color bajo consideración”, dijo en una entrevista con CNN el martes. “Y hay mujeres de todas partes del país bajo consideración, porque hay muchas mujeres realmente calificadas que están listas para ser presidente. Pero no estoy haciendo ese compromiso”.