‘Black Lives Matter’ merece todo nuestro apoyo

La comunidad latina respalda la lucha del movimiento Black Lives Matters en Los Ángeles.
La comunidad latina respalda la lucha del movimiento Black Lives Matters en Los Ángeles.
Foto: David Villafranca / EFE

En los últimos días, comunidades por todo el país han marchado en nombre de “Black Lives Matter.” Entre ellos hay familias, organizaciones, y parroquias latinas uniéndose a la causa. Y en este tiempo tan inseguro es importante entender por qué las comunidades latinas e inmigrantes deberíamos de apoyar este movimiento.

Para empezar, el movimiento “Black Lives Matter” fundamentalmente denuncia un racismo que históricamente ha estructurado las instituciones de este país. Esta historia ha desamparado a la comunidad afroamericana y muchas comunidades latinas. Es el mismo racismo que permite la violencia policial, la separación de las familias en la frontera y que discrimina a nuestros compañeros en el trabajo. El racismo hacia los afroamericanos proviene de una cultura que no valora la piel oscura. O simplemente valora de más la piel blanca. Para muchos de nosotros, nos recuerda a la cultura de nuestros países latinoamericanos, donde la gente blanca sistemáticamente tienen más privilegios que las personas de piel oscura o morena. Decir “Black Lives Matter” es reconocer que el racismo está presente y que tenemos la obligación de pelear en contra del racismo en nuestra comunidad latina y en la nación.

Una cultura que no valora a sus propios ciudadanos simplemente por el color de su piel tampoco podrá valorar la vida de individuos que ven como extranjeros e ilegales. Por eso tenemos que reconocer que el racismo contra la comunidad afroamericana está profundamente conectada con sentimientos antilatinos y antiinmigrante. Varios estudios académicos demuestran una fuerte relación entre el racismo hacia afroamericanos, latinos e inmigrantes, incluso en estados liberales como California. Los estudios demuestran la presencia de una poderosa ideología basada en la supremacía blanca que niega la igualdad a otros. Más aún, es importante reconocer estudios que demuestran que los afroamericanos están entre los grupos que más apoyan una reforma migratoria y creen que los latinos contribuyen positivamente a este país.

Por eso, es hora que los latinos hagamos lo mismo y brindemos apoyo al movimiento “Black Lives”. Muchos vivimos en las mismas comunidades, somos compañeros de trabajo y nuestros hijos atienden las mismas escuelas. Compartimos sueños de una vida libre de racismo e injusticia. Pero, para que esto pase,  la comunidad latina debe de hablar honestamente del racismo que existe en nuestras familias. Y no es solamente reconocer los sentimientos en contra de afroamericanos, sino también el racismo que practicamos al negar nuestra descendencia africana y el no reconocer las voces afrolatinas. Si queremos tener un impacto positivo en este país es importante que lo hagamos reconociendo la humanidad de todos y a la vez el sufrimiento racial. No podemos seguir divididos, ni mucho menos podemos seguir apoyando un sistema opresivo que cuando ataca a uno, en realidad nos ataca a todos.