Jesse González, el portero que rechazó al Tri para jugar por EE.UU., fue suspendido por una acusación de abuso doméstico

La MLS dio a conocer la medida a través de un comunicado
Jesse González, el portero que rechazó al Tri para jugar por EE.UU., fue suspendido por una acusación de abuso doméstico
González fue el arquero de la Selección Mexicana Sub-20 en el Mundial del 2015.
Foto: Imago7

El guardameta del FC Dallas, Jesse González, ha sido suspendido de toda actividad futbolística hasta nuevo aviso, ya que está involucrado en un caso de presunto abuso doméstico.

La MLS tomó esta decisión luego de un reporte hecho al Departamento de Policía de Frisco, donde se acusa al futbolista de este delito. Mediante un comunicado, la liga estadounidense reportó que también está realizando una investigación paralela sobre el asunto y que estará en constante comunicación con el club, la policía local y el sindicato de jugadores, MLS Players Association, durante todo el proceso, aunque recalcó que no emitirá más comentarios sobre el tema hasta que la averiguación haya terminado.

En el documento la liga agregó que el jugador se sometió de forma proactiva a una evaluación de Abuso de Sustancias y Salud del Comportamiento (SABH, por sus siglas en inglés) que está en curso.

Por su parte, el equipo del mexicoamericano añadió que aprueban y apoyan la decisión “El FC Dallas toma estos asuntos extremadamente en serio y apoya totalmente la rápida acción de la liga para suspender al jugador mientras se lleva a cabo una investigación”, se menciona en su sitio web.

A pesar de que la MLS está detenida por la pandemia del coronavirus, mientras continúe suspendido el portero no podrá integrarse a los entrenamientos ni hacer uso de las instalaciones del equipo.

Cabe recordar que Jesse es un viejo conocido de la Selección Mexicana, ya que en el 2015 fue parte de los elementos que disputaron el Mundial Sub-20, al lado de jugadores como Hirving “Chucky” Lozano, Erick Gutiérez y Raúl Gudiño; pero poco después renunció al Tri para enrolarse en el combinado nacional estadounidense, al que fue convocado el año pasado, aunque no tuvo actividad.