¿Cómo podemos terminar una relación con respeto?

Las rupturas respetuosas son difíciles porque profundizan en la complejidad de la situación
¿Cómo podemos terminar una relación con respeto?
Foto: Shutterstock
Foto: Shutterstock

Concluir una relación sentimental con respeto es posible. No todas las rupturas tienen que ser traumáticas y dolorosas para los ex-novios. Sin embargo, hay ocasiones en las que podemos dudar sobre qué acciones tomar para quedar en buenos términos.

Siendo así, las siguientes sugerencias están pensadas para ayudarte a tener una ruptura lo más llevadera y respetuosa posible.

Plantea el cara a cara

Como indica un artículo del portal Trendencias, una ruptura cara a cara es el modo idóneo para terminar una relación sentimental.

A pesar de que ambas partes se encuentren en una situación incomoda, es la alternativa que permite que los dos encaren la ruptura con la seriedad que esto supone.

El ghosting y el terminar por mensaje de texto son acciones relativamente comunes hoy en día, pero que expresan cobardía, y que no generan un verdadero sentimiento de cierre.

Sé sincero, pero con medida

Las rupturas son momentos en que la sinceridad y la transparencia deben primar. Debes ser claro en las razones que te han impulsado a terminar la relación. Sin embargo, esto no significa que debas ahondar en detalles que quizá hagan más daño del que ya hace una ruptura amorosa.

Hay detalles que deberías guardarte para ti en orden de no lastimar al otro y hacer la ruptura más difícil de lo que es.

Escucha a la otra persona

Una ruptura no es espacio para tener un monólogo, y por más que quieras salir rápidamente de esa situación, lo correcto es permitir que el otro dé su punto de vista para que sienta que valoras lo que dice en un momento tan difícil como ese.

La otra persona merece ser escuchada y atendida, reprimir sentimientos o ideas no es el modo más sano de terminar una relación.

Foto: Shutterstock

Nada de falsas esperanzas

Si tienes claro que no hay reconciliación posible, no deberías sugerir dicha posibilidad a la otra persona. Este proceder impide que haya un cierre adecuado para la relación, y deja abierto un escenario que sabes que nunca se va a dar.

Las rupturas respetuosas no son las más comunes, pero son aquellas que generan un menor daño en las personas, y que suavizan todo el proceso que les sigue y que antecede a una nueva relación amorosa. En conclusión, son las que tienen un impacto más positivo en la salud emocional.