Lo que sucede en el cuerpo al comer ensaladas diariamente

Cargadas de nutrientes, antioxidantes, fibra y vitalidad las ensaladas son una comida que no puede faltar en la alimentación diaria. Su consumo se relaciona con grandes beneficios medicinales
Lo que sucede en el cuerpo al comer ensaladas diariamente
Integrar el consumo de ensaladas en la dieta diaria es uno de los mejores hábitos de salud que existen.
Foto: shutterstock

Probablemente las ensaladas formen parte de los platos más juzgados y es que es normal que sean considerados como comidas escasas, poco antojables y sobre todo se relacionan con aquellos que siempre están a dieta. Sin embargo hemos vivido muy equivocados más allá de los evidentes beneficios nutricionales que se derivan del consumo de ensaladas; solemos olvidar que representan un mar de posibilidades al poderse personalizar con el uso de todo tipo de frutas, vegetales, semillas, frutos secos, legumbres, lácteos, proteínas y aderezos. 

Generosas y cargadas de nutrición las ensaladas son el alimento perfecto para integrar en la dieta diaria, no sólo son un buen aliado para bajar de peso, son necesarias para mejorar el funcionamiento del organismo entero y se relacionan con una larga lista de beneficios terapéuticos que vale la pena conocer.

1. Mejoran la digestión y salud intestinal

Es importante procurar crear versiones de ensaladas que se destaquen por su gran variedad de vegetales, que brinden diferentes colores y por lo tanto nutrientes. A modo general todas las plantas y vegetales se caracterizan por su gran aporte en fibra dietética, que es considerado un elemento esencial en toda dieta saludable. Los alimentos frescos y de temporada se caracterizan por ser una extraordinaria fuente de fibra, que puede ser soluble o insoluble. Ambos tipos de fibra son necesarios para el buen funcionamiento digestivo, aceleran el tránsito intestinal, ablandan las heces y brindan nutrición útil para la flora intestinal. 

2. Menor riesgo de padecer enfermedades

Todos sabemos que las frutas y verduras son necesarias para proteger al organismo de padecer todo tipo de enfermedades e infecciones, esto se debe a sus nutrientes que son los responsables de fortalecer al sistema inmunológico. A la vez los vegetales se caracterizan por ser alimentos con un alto contenido en antioxidantes y gracias a esto son característicos de grandes propiedades antiinflamatorias. La inflamación crónica es la señal infalible de una larga lista de enfermedades degenerativas como es el caso de la diabetes, la hipertensión, el sobrepeso y la obesidad y una larga lista de afecciones cardíacas. Especialistas en nutrición recomiendan integrar el consumo de alimentos protectores entre los que se destacan las zanahorias, los tomates, los frijoles, los guisantes, las manzanas, los pimientos, las fresas, las judías verdes y las peras. 

3. Gran aliado para perder peso

Ya lo sabemos las ensaladas son el platillo estrella en la mayorías de las dietas y planes de adelgazamiento y esto se relaciona con una larga lista de virtudes. Se destacan por su magnífico poder saciante, su valor nutricional y su bajo aporte en calorías. Por otra parte es muy fácil volverlas un alimento completo y versátil, ya que se puede integrar cualquier tipo de proteína que intervienen directamente en los niveles de energía. Es recomendable integrar proteínas magras, como es el caso del pollo, el pescados como el salmón y el atún que son ricos en ácidos grasos Omega 3; también es ideal integrar el uso de legumbres como los frijoles, garbanzos y lentejas que aportan una buena cantidad de proteínas vegetales y más fibra. 

4. Son un buen plato para comer más grasas saludables y menos malas

Las grasas no son un enemigo cuando se sabe seleccionar aquellas que sean saludables y que aporten beneficios medicinales, de hecho son necesarias para el correcto funcionamiento del organismo. Intervienen en la absorción de nutrientes, elevan el colesterol bueno en la sangre, regulan los niveles de azúcar, controlan la hipertensión, favorecen al metabolismo y en general protegen al sistema cardiovascular. Es importante evitar el consumo de grasas saturadas que se destacan por obstruir las arterias, causar problemas cardíacos y obesidad, en cambio las fuentes de grasas monoinsaturadas serán el mejor aliado. Se encuentran en ingredientes que le van perfecto a las ensaladas como es el caso del aceite de oliva extra virgen, el aguacate, los frutos secos, las semillas y muchos más.

5. Más alimentos naturales, menos procesados

No en vano las más prestigiosas organizaciones de salud han establecido las dosis diarias de nutrientes esenciales para mantenernos saludables, sin embargo la realidad es que muy pocas personas cumplen con los requerimientos establecidos y esto se debe en gran parte al alto consumo de alimentos procesados, comidas rápidas y por supuesto a la baja ingesta de alimentos naturales e integrales. El consumo diario de ensaladas es una maravillosa alternativa para cumplir con los requerimientos nutricionales diarios e integrar nuevos hábitos alimenticios que promuevan la eliminación en el consumo de comidas chatarra y procesadas.

6. Hidratación y energía

Las ensaladas se elaboran con frutas y vegetales que no sólo ofrecen grandes ventajas nutricionales, son alimentos que se destacan por su extraordinario contenido en agua. Gracias a esto son ideales para aumentar los niveles de hidratación en el organismo y actúan como un ligero diurético que combate la inflamación y la retención de líquidos. Al beneficiar la digestión, la salud intestinal y el peso las ensaladas son increíbles para aumentar los niveles de energía, mejoran la concentración y el rendimiento físico y mental.