La transformación de Jamie Foxx para interpretar a Mike Tyson en película biográfica del boxeador

La musculatura del actor ya cambió para el papel

La transformación de Jamie Foxx para interpretar a Mike Tyson en película biográfica del boxeador
Jamie Foxx.
Foto: Grosby Group

Han pasado ya seis años desde que empezara a especularse sobre la posibilidad de que el actor ganador del Oscar, Jamie Foxx, se planteara llevar a la pantalla grande la vida de Mike Tyson, uno de los boxeadores más legendarios de la historia, y también uno de los más polémicos tanto dentro como fuera del cuadrilátero.

Ahora, la estrella de Hollywood ha confirmado que el proyecto sigue adelante en medio de una transmisión en Instagram, concretamente el organizado por el programa de Mark Birnbaum ‘Catching Up on Wednesday’, y ha revelado además que lleva meses poniéndose en forma, por no decir que ha incrementado notablemente su musculatura, para estar a la altura de la exigente misión.

“Rodar películas biográficas es muy difícil, en ocasiones se pueden tardar hasta 20 años en hacerlas realidad. Pero sí, todo sigue adelante y estamos haciendo un gran trabajo. Todo el mundo podrá conocer las diferentes capas de su personalidad y entender los misterios del camino que ha vivido“, dijo Jamie Foxx en su conversación, en la que no ha querido pronunciarse sobre la supuesta implicación de Martin Scorsese en la cinta.

Además, el actor compartió una imagen en Instagram, la cual muestra cómo ha cambiado su cuerpo desde que comenzó a entrenar para el papel.

“Hace unos meses comenzamos el viaje. La primera pero más grande tarea es transformar el cuerpo, con un régimen de flexiones y de pull-ups, hemos tenido un buen comienzo. Tenemos un camino por recorrer.”

A fin de emular la espectacular complexión física del boxeador, Jamie Foxx ha estado haciendo unas 100 flexiones un día sí, un día no, así como otros exigentes ejercicios, para trabajar a fondo sus bíceps, pecho y piernas.

En lo que a estas se refiere, el artista ha lamentado que su naturaleza no le permita tener unas pantorrillas algo más desarrolladas, por lo que no descarta que vaya a tener que utilizar unas prótesis especialmente diseñadas para ello.