Adolescente convierte la distancia social en todo un negocio y gana mucho diner

Las colas para determinados servicios y negocios ha aumentado debido a la restricción del número de usuarios, ya que se debe mantener la distancia de seguridad

El COVID-19 ha afectado a casi todos los países y se preve que la economía global sufra una recesión del 3% en 2020.

Pequeñas y medianas empresas no han podido afrontar la tremenda crisis y se han visto obligadas a cerrar. Las más grandes, han visto reducidos su productividad e ingresos. Esto, claro está, en determinados sectores de la industria. Pero en tiempos difíciles, siempre hay lugar para reinventarse y conseguir levantar cabeza. 

Los negocios y tiendas han tenido que limitar el número de acceso de clientes e imponer muchas restricciones de higiene y distancia de seguridad. Todo esto complica que la gente se sienta segura para comprar y hacer vida normal.

Un adolescente de St. Louis llamado Jack Stark vio en medio de toda esta situación una oportunidad de negocio, por lo que fundó una compañía llamada Stand In-Line Services. El joven contrató a sus compañeros de clase para hacer colas para los clientes en servicios como el DMV. La compañía cobra $20 por hora por el servicio.

“Todos piensan que es una gran idea”, dijo Jack a KMOV4.