¿Es sano consumir más de dos huevos por semana? Conoce lo que dicen los expertos en nutrición

El huevo es un tesoro nutricional, se asocia con grandes usos culinarios y es valorado por sus propiedades terapéuticas. Tal popularidad ha sido objeto de interrogantes, conoce todos los detalles sobre su correcto consumo y obtén todos sus beneficios
¿Es sano consumir más de dos huevos por semana? Conoce lo que dicen los expertos en nutrición
El huevo es un superalimento que se destaca por ser gran fuente de vitamina B12, proteínas, aminoácidos y hierro.
Foto: Shutterstock

El huevo es uno de los alimentos más populares en todo el mundo, es sumamente valorado por su riqueza nutricional, sus propiedades medicinales y su inmensa versatilidad en la cocina. Sin embargo a pesar de ser uno de los alimentos más básicos y consumidos, es uno de los ingredientes que más interrogantes ha generado a lo largo de los años. Mucho se ha dicho sobre los efectos negativos de consumir más de dos huevos a la semana, también han surgido todo tipo de mitos sobre la yema y su alto contenido en colesterol (malo) que se deriva en un posible aumento de peso y complicaciones de salud, sobre todo la cardiovascular.

Sin embargo la evidencia científica ha demostrado lo contrario y sugiere que el contenido en colesterol dietético que contienen los huevos tiene una mínima repercusión en la salud, mientras que los alimentos ricos en grasas saturadas y trans que en su mayoría se encuentran en los productos procesados son los que se relacionan directamente con un aumento en los niveles de colesterol y un mayor índice de padecer una larga lista de enfermedades degenerativas. 

¿Solo dos a la semana?

Es importante señalar que los huevos pertenecen a la lista de los alimentos más nutritivos del planeta, es por ello que resulta imposible comparar su valor nutricional. Partiendo de esta idea se han realizado diversos estudios que han evidenciado que el consumo diario de huevo no se asocia con mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares (sobre todo en personas sanas y sin condiciones previas).

Diversas instituciones de salud como es el caso de la Organización Mundial de Salud (OMS) recomiendan el consumo de 0.8 a 1 gramo de proteína por cada peso de kilo corporal, lo que se traduce en un aproximado de 5 porciones de proteínas al día dentro de las cuales el huevo es considerado una maravillosa alternativa. Sin embargo existen algunas referencias que son más específicas en cuanto al consumo de huevo, por ejemplo en la Guía de alimentación saludable, elaborada por la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENG) y otras organizaciones a nivel mundial, se recomienda el consumo de 3 a 4 raciones de huevo por semana, siendo una porción equivalente a 1-2 huevos.

Con base en estas referencias se desataron muchas dudas sobre el consumo diario del huevo y muchos establecieron como una buena medida de salud la ingesta de 2 huevos semanales. Por supuesto la Escuela de Salud Pública de Harvard se hizo presente y a través de un trabajo de investigación explicaron que esta creencia surgió por que cada huevo contiene 200 mg de colesterol y también por que es un alimento que siempre se ha asociado con ciertos peligros para la salud del corazón. Lo cierto es que poco tiempo después la misma Universidad de Harvard, liberó un estudio en el año 1999 que afirma que el consumo de 1 huevo al día no tiene un impacto negativo en la salud. Lo cierto es que hasta el día de hoy esta es la teoría que cuenta con mayor sustento científico y enfatiza que las posibles afectaciones del consumo habitual de huevo se relacionan directamente con los hábitos de cada persona, no con el alimento en sí. Los estudios comprobaron que las personas con colesterol alto, solían ser altamente sedentarias, fumadoras y seguían una alimentación deficiente, con pocos alimentos naturales y un alto consumo de procesados. El huevo no es el culpable. 

También es importante señalar la diferencia entre consumir huevo entero, ya que la yema es el elemento rico en colesterol, mientras que las claras son totalmente inofensivas. La mejor recomendación es crear un sano equilibrio y saber consumirlo, los especialistas en nutrición señalan que la manera en la que se cocina el huevo y los ingredientes con los cuales se combina, son un factor fundamental.

No es lo mismo consumir el huevo frito y mezclado con ingredientes ricos en grasas y carbohidratos como el chorizo, tocino o patatas, que un huevo hervido acompañado de vegetales. También es importante revisar las preparaciones a la plancha como el caso de la tortilla de patata que ocupa muchos huevos y sobre todo un alto contenido de aceite.

A modo de conclusión el consumo de huevo depende del contexto en la dieta, cuando se integra con consciencia y como parte de una alimentación equilibrada es un grandioso aliado nutricional. Aporta proteínas de alto valor biológico, se destaca por su alto contenido en colina que brinda beneficios al funcionamiento cerebral y cognitivo, contiene importantes aminoácidos y una riqueza mineral que llena de energía y vitalidad al organismo.