Tarjeta Roja: Leo Messi sin barba es solo un simple mortal

El look de pirata fiero e indescifrable del argentino, le dio paso a uno más... juvenil
Tarjeta Roja: Leo Messi sin barba es solo un simple mortal
Las dos versiones de Leo Messi.
Foto: Getty Images

No es nuestra imaginación, no solo es el mal contexto por el que pasa el Barcelona en la actualidad, no solo que tardó cuatro partidos sin conseguir el gol 700, no solo es por la clara falta de química con el cuerpo técnico, a Messi le falta algo, le falta su barba.

Leo Messi era todo un pirata, el mejor futbolista del mundo además tenía el look más feroz, su expresión era completamente indescifrable detrás de esa profusa barba roja, pero ya no, ahora incluso desde la televisión se alcanza a percibir su hartazgo en situaciones adversas o la molestia cuando no le dan un pase correcto o las cosas no le salen como él quiere.

Cuánto trabajo le costó a Messi quitarse la imagen de “la pulga biónica” del niño superdotado que jugaba brillantemente casi sin querer. Tatuaje tras tatuaje Leo lo intentó, pero no fue hasta que se dejó esa barba característica cuando todos lo dejamos de tratar como a un niño.

Dentro de la cancha las cosas no deben ser diferentes, sus rivales seguro se sienten menos intimidados por esta versión de Messi que más bien es idéntica a su adorable hijo Thiago. Es cierto que el look no juega, pero en el caso de Leo, esto equivale casi a perder la melena de Sansón.

Lee todas las columnas de Tarjeta Roja aquí