Dengue y huracanes complicarán pandemia de COVID-19 en América Latina: Cruz Roja

A principios de año se reportaron importantes brotes de dengue en Paraguay y Argentina

Dengue y huracanes complicarán pandemia de COVID-19 en América Latina: Cruz Roja
Foto: JAVIER TORRES / AFP / Getty Images

El 2020 continúa sin dar tregua. Autoridades de la Federación Internacional de la Cruz Roja (FICR) advirtieron este miércoles que, las afectaciones por la pandemia del COVID-19 en América Latina podrían complicarse con la llegada de la temporada de huracanes y dengue en el Caribe.

Durante una rueda de prensa, Francesco Rocca, presidente de la FICR, dijo que las personas más vulnerables serán aquellas que viven en zonas hacinadas y con insuficiente acceso a servicios sanitarios.

“Oleadas de COVID-19 y dengue están ocurriendo a la vez en algunos países, y las dos enfermedades afectan especialmente a los más vulnerables, personas que viven en zonas hacinadas con insuficiente acceso a agua corriente y servicios sanitarios”, destacó Rocca.

El representante de la Cruz Roja explicó que a principios de año se reportaron importantes brotes de dengue en Paraguay y Argentina y actualmente se han declarado en países de Centroamérica y el Caribe, donde también hay temor a que la reapertura de fronteras para recuperar el sector turístico produzca rebrotes de COVID-19.

Asimismo, señaló que “los desastres naturales no se detienen durante la pandemia”, por lo que es esencial aumentar las medidas preventivas durante la temporada de huracanes, especialmente en la zona del Caribe.

Francesco Rocca detalló que América, incluyendo a Estados Unidos y Canadá, se mantiene como la zona con mayor número de infecciones y muertes por COVID-19, lo que contribuye a que “la primera ola de la pandemia no haya terminado y a nivel global no se haya alcanzado el pico de infecciones”.

Añadió que los cierres de fronteras que se han ordenado para contener la pandemia están provocando el bloqueo de cientos de migrantes en zonas limítrofes de países de tránsito.

En Panamá, “1,600 migrantes, en su mayoría procedentes de África, están bloqueados desde hace tres meses en la provincia de Darién, cerca de la frontera con Colombia”, señaló Rocca, quien también recordó que unos 71,000 venezolanos han regresado a su país al perder su trabajo en países de acogida.

Rocca subrayó que algunos gobiernos de la región y otras partes del mundo, como el de Jair Bolsonaro en Brasil, “minimizaron las posibles consecuencias” en los primeros momentos de la pandemia y “han pagado un alto precio por no escuchar a la comunidad científica”.

“Ahora depende de los Gobiernos el ser capaces de afrontar las consecuencias que sufrirán las comunidades más vulnerables”, y en ese sentido, “atenderlos con medidas sociales puede evitar un aumento de las tensiones”, añadió.