Las insólitas imágenes familiares del gorila más difícil de ver en el mundo

Los gorilas del río Cross, una subespecie amenazada de África, fueron vistos luego de muchos años en su hábitat, el sur de Nigeria

Las insólitas imágenes familiares del gorila más difícil de ver en el mundo
Se usaron cámaras nocturnas para ver a este esquivo primate.
Foto: WCS Nigeria

Son imágenes que no lograban desde hace años: un grupo de gorilas de una subespecie que rara vez se ha dejado ver por el hombre.

Las fotografías fueron captadas en las montañas del sur de Nigeria, donde se sabe que viven en libertad apenas unos 300 gorilas occidentales del río Cross, una rama de la familia de estos primates que es la más amenazada.

Pero la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (WCS, por sus siglas en inglés) dice que este avistamiento hace crecer las esperanzas de que se estén reproduciendo.

Varias crías son visibles en las fotos tomadas a principios de este año.

Gorilas del río Cross

WCS
Se sabe que existen unos 300 gorilas del río Cross, una de las subespecies más amenazadas.
Un gorila lomo plateado del río Cross

WCS Nigeria
Este lomo plateado estaba entre los gorilas captados en las montañas Mbe de Nigeria.

WCS en Nigeria, una organización internacional no gubernamental, dijo que fueron tomadas por cámaras ocultas en las montañas Mbe.

“Cautelosos”

Los gorilas del río Cross son el gran simio más raro del mundo, dice el Fondo Mundial para la Naturaleza.

Por instinto son cautelosos ante la presencia de humanos y tienen distinciones sutiles de otras especies, como cabezas más pequeñas, brazos más largos y cabello de color más claro.

Gorilas del río Cross
WCS Nigeria
En el grupo había varias crías, lo que da esperanzas de que se incremente su población.

Se sabía que los primates vivían en algunas zonas montañosas de Nigeria y el vecino Camerún, pero rara vez se les puede ver.

El WCS dice que está trabajando en estrecha colaboración con una organización comunitaria, la Asociación de Conservación de las Montañas Mbe, así como con las autoridades del estado de Cross River en Nigeria para proteger a los primates.