Les hacen el feo: A ligamayoristas dominicanos no les aplicaron pruebas de COVID-19 antes de salir de la isla

De acuerdo a la MLB, la falta de infraestructura en República Dominicana dificultó la realización de los exámenes

Juan Soto se mantiene en aislamiento con los Nationals a la espera de que le den luz verde para entrenar.
Juan Soto se mantiene en aislamiento con los Nationals a la espera de que le den luz verde para entrenar.
Foto: Michael Reaves / Getty Images

A más de una semana de que los campos de entrenamiento en las Ligas Mayores abrieran convocando a los peloteros a reportarse con sus respectivos equipos, el plan de regreso con miras a tener una temporada 2020 apoyados en una serie de medidas de seguridad sanitaria ha tenido una serie de inconvenientes en su aplicación.

Ante una situación inédita en la historia del deporte profesional, el manual de salud desarrollado por Las Mayores ha presentado varias fallas, según evidenció el pelotero de los Cubs de Chicago Kris Bryant, quien di a conocer que no se están aplicando el número de pruebas a los jugadores como según se había acordado.

En este sentido, de acuerdo con una investigación hecha por el diario Washington Post, los beisbolistas dominicanos viajaron a Estados Unidos en un par de vuelos charter pagados por la liga, pero sin realizarles una prueba de diagnóstico por COVID-19 antes de tomar el vuelo, lo que incrementó el riesgo de que pudieran viajar infectados.

“El envío de muestras de saliva de la República Dominicana a Estados Unidos no era posible debido a las restricciones gubernamentales”, argumentó la liga a través de un vocero en un comunicado respondiendo al diario, quien además justificó que las pruebas son más difíciles de conseguir en la República Dominicana que en territorio estadounidense.

Entre los peloteros que viajaron en los vuelos charter y dieron positivo está el primera base de los Twins de Minnesota, Miguel Sanó, mientras que uno de los seis jugadores de los Nationals de Washington: Juan Soto, Víctor Robles, Wander Suero, Fernando Abad, Luis García y Joan Adon, también está contagiado y el resto permanece en aislamiento.

De acuerdo a múltiples reportes, al menos siete peloteros dominicanos han dado positivo por COVID-19 desde la apertura de los campos de entrenamiento a tan solo dos semanas de que arranque la temporada regular con 60 partidos.

“Realizar pruebas a 160 jugadores en la República Dominicana habría desviado recursos sustanciales del sistema de salud dominicano, donde la disponibilidad de equipos de laboratorio es escasa, y habría requerido una excepción a los criterios del país para las pruebas, lo cual no era algo que estuviéramos dispuestos a hacer”, explicó el portavoz.

Te recomendamos:

Franmil Reyes es aislado de los Indians de Cleveland por irse de fiesta sin usar tapabocas