Cuál es la manera correcta de limpiar los hongos para comerlos sin riesgos

¿Lavarlos o no? Probablemente este sea uno de los principales mitos entorno al consumo de hongos, champiñones y setas. Descubre la manera correcta de limpiarlos y conservarlos mejor

Los hongos son propensos a conservar la humedad y esto acelera su deterioro.
Los hongos son propensos a conservar la humedad y esto acelera su deterioro.
Foto: Pxhere

Los hongos y setas son un ingrediente muy utilizado en la cocina, no sólo son versátiles y se caracterizan por su grandioso aporte nutricional que les brinda extraordinarias propiedades terapéuticas. Lo más increíble es que los hongos constituyen el segundo grupo de organismos más abundantes en la naturaleza, es por ello que existen numerosas variedades que tienen diferentes sabores según su especie. 

Durante siglos los hongos han sido un alimento consumido por culturas de todo el mundo y es que no sólo representaban una fácil alternativa de alimento, eran sumamente valorados por sus beneficios medicinales. Existen muchas clases de hongos en la naturaleza, algunos son comestibles y otros altamente venenosos. Se estima que existen cerca de un millar de especies de hongos comestibles, que según la región inclusive forman parte de las costumbres culinarias en todo el mundo.

El consumo de hongos se asocia con grandes bondades entre las que se destacan sus beneficios contra el cáncer, grandes cualidades para fortalecer al sistema inmunológico, ayudan a reducir los altos niveles de colesterol y tienen propiedades antiinflamatorias, que combaten varias enfermedades crónicas. Por su larga lista de beneficios los hongos son un producto muy valorado en toda alimentación balanceada, son una buena fuente de proteínas de origen vegetal y por lo mismo ideales en planes de alimentación vegetarianos o veganos. Con base en esto es más fácil entender la razón del aumento en el consumo de hongos de los últimos años y es por ello que han surgido muchos cuestionamientos sobre la correcta forma de limpiarlos y así evitar riesgos que afecten la salud.

¿Lavarlos o no?

Existen opiniones encontradas al respecto, algunas teorías no recomiendan lavar los hongos ya que se aumenta su contenido en humedad y esto hace que se deterioren mucho más rápido, se dice que también se arruina su textura y sabor durante la cocción. Te contaremos que dicen los expertos micólogos al respecto.

Según las declaraciones de Holly Elmore doctora de Harvard y especialista en el estudio de los hongos, la mejor manera de limpiar los hongos comprados en la tienda de comestibles, es utilizar una toalla de papel humedecida con agua limpiar suavemente los escombros que se encuentren en toda la superficie del hongo. Probablemente te preguntes por qué no limpiarlos debajo del grifo de agua, la doctora señala que esta costumbre no sólo los puede mallugar, hace que se vuelvan gomosos por fuera y resulta muy difícil secarlos antes de ponerlos en el plato y esto de manera automática cambia su textura y cualidades.

Otro punto que resulta clave es saber que la mayoría de los hongos que adquirimos en las tiendas de comestibles, incluidos los cremini, los champiñones botón blanco y los portobello, son cultivados en composta tratada térmicamente. La ventaja es que durante este proceso la mayoría de los organismos patógenos han sido eliminados.

Sin embargo es probable que en algunas ocasiones sea necesario limpiarlos de la tierra y otras partículas. Especialistas señalan que la mejor manera de evitar el lavado es obtener un cepillo de hongos, cuyas cerdas tienen la peculiaridad de eliminar eficazmente la tierra que se suele alojar, tanto en el tallo como en la corteza superior de los hongos. También existen otras buenas técnicas para limpiarlos sin humedecerlos entre las que se destacan técnicas como pelarlos, retirar su tallo o utilizar harina. Da click en el siguiente vídeo para conocer el paso a paso de estos prácticos consejos para limpiar los hongos en casa y evitar cualquier riesgo.