Millonaria amiga de pedófilo Epstein se declara “no culpable” de tráfico sexual de menores; le niegan fianza en primera cita en corte de Nueva York

El juicio de Ghislaine Maxwell comenzará dentro de un año, el 12 de julio de 2021
Millonaria amiga de pedófilo Epstein se declara “no culpable” de tráfico sexual de menores; le niegan fianza en primera cita en corte de Nueva York
Ghislaine Maxwell en un evento a favor de la mujer en NYC, 2013
Foto: Laura Cavanaugh / Getty Images

Ghislaine Maxwell, millonaria británica vinculada al pedófilo suicida Jeffrey Epstein (66), se declaró “no culpable” hoy en su primera audiencia en la corte federal de Manhattan, luego de pasar un año huyendo de la justicia hasta ser atrapada el 2 de julio en New Hampshire.

En la cita sus abogados debatieron sobre su solicitud de que la liberaran con una fianza de $5 millones de dólares con monitoreo electrónico, la cual le fue negada.

La jueza Alison J. Nathan dijo que incluso la forma más restrictiva de liberación sería insuficiente para garantizar que Maxwell no huyera, particularmente ahora que sabe que una condena puede resultar en hasta 35 años de prisión, citó Fox News.

La acusada enfrenta cargos de que durante años conspiró con su ex pareja neoyorquina para abusar sexualmente de menores de edad dentro y fuera de EE.UU. Epstein se suicidó a los 66 años estando detenido en Manhattan en agosto.

Maxwell apareció remotamente desde la cárcel federal Centro de Detención Metropolitano (MDC) en Brooklyn, y habló con voz clara y firme mientras negaba los seis cargos presentados en su contra, detalló NBC News.

“No culpable”, le dijo Maxwell a la jueza Nathan, quien conducía la audiencia por su lectura de cargos y solicitud de fianza.

Nathan programó que el juicio de Maxwell comenzará dentro de un año, el 12 de julio de 2021. Un fiscal dijo que esperaba que durara tres semanas.

Una de las tres mujeres cuyos reclamos son la base del caso penal contra Maxwell fue escuchada en la audiencia de fianza. Desde su arresto, otras personas se han presentado para reforzar las acusaciones.

Los fiscales pidieron que Maxwell, de 58 años, quedase detenida sin derecho a fianza por cargos de sexo y perjurio, calificándola de riesgo de fuga “extrema” debido a sus millones de dólares en riqueza y su talento para “esconderse”.

También argumentaron que uno de los tres países donde tiene ciudadanía es Francia, que no extradita a sus propios ciudadanos por cargos penales.

En una presentación ayer en el Tribunal de Distrito en Manhattan, los fiscales le dijeron a la jueza Nathan que cuando el FBI fue a arrestar a Maxwell en una casa de New Hampshire de $1 millón de dólares, la prófuga ignoró una orden de “abrir la puerta y, en cambio, [intentó] huir a otra habitación, cerrando rápidamente una puerta detrás de ella”.

Los abogados defensores han dicho que el bono de fianza estaría asegurado por seis co-firmantes no identificados, así como por propiedades en Gran Bretaña por un valor de $3.75 millones de dólares.

La millonaria británica contrató en su equipo legal a Christian Everdell, el ex acusador que ayudó a derribar al narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán, tras trabajar más de una década como asistente fiscal federal para el Distrito Sur de Nueva York, destacó New York Post.

Ayer, el servicio de noticias Bloomberg informó que Maxwell también está siendo investigada por el Departamento de Justicia de las Islas Vírgenes de EE.UU. por su presunta participación en la operación de tráfico sexual de Epstein, quien tenía allí una propiedad conocida localmente como “Isla de los pedófilos”.

Uno de los supuestos pervertidos sería el Príncipe Andrés de Inglaterra, quien ha sido apartado de las funciones del Palacio de Buckingham a raíz de este escándalo, y es solicitado desde Nueva York por el Departamento de Justicia de EE.UU para que brinde testimonio.

Fotografías de Maxwell con diversas personalidades han circulado por años en la prensa, incluyendo su presencia en primera fila en la boda de Chelsea Clinton en 2010.

Desde su arresto en julio de 2019, The New York Times destacó la amistad previa de Epstein con conocidos como el Príncipe Andrés, el cineasta Woody Allen, la modelo Naomi Campbell y los presidentes Donald Trump y Bill Clinton.

El escándalo llevó a la renuncia del Secretario del Trabajo, Alex Acosta, el único latino en el gabinete de Trump, debido a que fue él quien, siendo fiscal en Miami, negoció un acuerdo de culpabilidad con Epstein, cuando fue acusado por primera vez en 2008.