Quedan tres días para solicitar ayuda para la renta

Quienes logren calificar deben vivir en la ciudad de LA y no se tiene en cuenta tu estatus migratorio

Muchas familias en Estados Unidos están sufriendo los estragos de la pandemia y reclaman a las autoridades más acción porque no pueden pagar la renta.
Muchas familias en Estados Unidos están sufriendo los estragos de la pandemia y reclaman a las autoridades más acción porque no pueden pagar la renta.
Foto: Getty Images

Desde este lunes y hasta el viernes estará disponible la oportunidad para que los residentes de la ciudad de Los Ángeles, afectados económicamente a causa del COVID-19, puedan solicitar ayuda financiera para pagar el alquiler de su vivienda.

El programa de subsidio Asistencia para Inquilinos de Emergencia está abierto a todos los arrendatarios de unidades multifamiliares (apartamentos, dúplex) de la Ciudad de Los Ángeles que tengan el 80% o menos del ingreso promedio del área donde reside, sin importar el estatus migratorio.

Esta es una muy buena noticia y ayuda tan necesaria para personas como Claudia Vigil, quien desde a mediados de marzo se encuentra sin empleo fijo debido a la pandemia por el coronavirus.

Ella es vendedora ambulante de ropa y otros artículos, pero cuando se dio la orden de permanecer en casa se vio obligada, al igual que decenas de trabajadores del Sur de Los Ángeles, a abandonar sus empleos por tiempo indefinido.

“Para comer yo me voy a agarrar comida [a los bancos de alimentos] y voy con mi mamá para poder agarrar un poco más”, comentó la mujer, que vive con sus padres y su hijo de 8 años.

“Mi papá esta discapacitado y con lo poco que le dan y las pocas ventas que yo hago en Internet, con eso tratamos de pagar el alquiler”.

Confesó que ya le deben dinero a su arrendador debido a que no pueden pagar una renta completa pero reconoce que el casero conoce la situación de la familia y les ha dado una extensión.

Vigil dijo que no calificó ni para la tarjeta Angeleno, que se ofreció hace un mes, ni para la ayuda del gobierno estatal ya que su llamada nunca logró ser atentida por las organizaciones encargadas.

“Lo único que me llegó fue la tarjeta Pandemic-EBT [una ayuda para padres con hijos en la escuela] pero esa la ocupo para comprarle su comida a mi hijo. Todavía me quedan como $100”, expresó.

Agregó que calificar en esta nueva ayuda para pagar su renta sería un gran alivio ya que pudieran saldar parte de la deuda que tienen con su arrendador.

Dalia, otra vendedora ambulante —quien dijo haberse enfermado de COVID-19 mientras trabajaba en una fábrica de coser— dijo que desde ese tiempo ha tenido secuelas médicas lo cual le ha impedido siquiera buscar un trabajo.

“Desde entonces tenía una hemorragia y apenas [la semana pasada] me operaron”, contó la mujer quien prefirió no dar su apellido.

“En la fábrica ya nunca nos contestaron, solo hace tiempo nos pidieron que no dijéramos nada de que estaba contagiada”.

Dalia dijo que, al igual que Claudia Vigil, ha sobrevivido de donaciones y de la tarjeta Pandemic-EBT que le mandaron por sus dos hijas para comprar comida.

Añadió que debe dos meses de renta y que de calificar para el programa este sería de mucha ayuda para quitarse un peso de encima.

Algunos trabajadores han visto reducidas sus horas de trabajo o han perdido el empleo durante la pandemia.

¿En qué consiste la ayuda?

El programa planea ayudar a cerca de 50,000 hogares durante dos meses de asistencia, con un total de $2,000. Los fondos se pagarán directamente a los propietarios. El programa se dividirá en dos secciones: agosto-septiembre y octubre-noviembre.

La presidenta del Ayuntamiento de Los Ángeles, Nury Martínez, dijo que hay conocimiento de la gran necesidad de los angelinos, sobretodo los de la clase más pobre que están siendo gravemente afectados durante esta pandemia.

“La demanda será alta y servirá como un recordatorio de que el gobierno federal debe ofrecer millones de dólares más en asistencia para la vivienda si es que vamos a ayudar a que todos permanezcan en sus hogares durante y después de esta pandemia”, dijo en un comunicado.

La mayoría de los fondos, $100 millones, provienen del dinero de estímulo federal de la Ley CARES de la Ciudad de Los Ángeles. Martínez creó un Comité Ad Hoc sobre Recuperación de COVID-19 e Inversión en el Vecindario para garantizar qe gran parte de ese dinero se destinará a esfuerzos como este programa de Emergencia de Ayuda para Inquilinos.

Otros $3 millones en fondos discrecionales para el esfuerzo de ayuda de emergencia para arrendadores también provienen de miembros del Ayuntamiento de Los Ángeles, incluyendo a Martínez y a los concejales Mitch O’Farrell, Herb Wesson, Paul Koretz y John Lee.

¿Cómo funciona?

El Departamento de Inversión Comunitaria y de Vivienda de la Ciudad de Los Ángeles (HCIDLA) anunció que los interesados deben registrarse en línea en hcidla.lacity.org.

Quienes no tengan acceso al Internet pueden llamar al 1(844) 944-1868 de 8:00 a.m. a 10:00 p.m. hasta el viernes 17 de julio.

Las personas con impedimentos auditivos o del habla pueden llamar durante el mismo horario al 1(844) 325-1398.

Para obtener más información sobre el Programa de ayuda para inquilinos, visita hcidla.lacity.org o
comuníquese con Sandra Mendoza con HCIDLA al a(213) 361-3724 o escribe a sandra.mendoza@lacity.org.