Cómo podemos evitar el hambre emocional

El hambre emocional se desarrolla en ausencia del hambre físiológica

Cómo podemos evitar el hambre emocional
Foto: Shutterstock

Una dieta ha de ser rigurosa en su ejecución para que brinde los beneficios deseados. Lamentablemente, esto no es posible en presencia de fenómenos como el hambre emocional, que pasaremos a detallar a continuación.

¿Qué es el hambre emocional?

Según un artículo del portal Muy Saludable, el hambre emocional es el estado en que comemos sin tener hambre real. Es un trastorno alimenticio relacionado con alteraciones anímicas y emocionales del paciente que inciden en su propensión al consumo.

En el hambre emocional, hay una importante necesidad de comer sin haber hambre físiológica, necesidad que es impulsiva e incontrolable. El paciente no sabe cuál es el origen de su “hambre”, pero siente que ha de comer para dejar de sentirse perturbado.

Comúnmente, el hambre emocional se debe a un conflicto emocional no resuelto que el paciente atiende indirectamente mediante la alimentación. Esto puede ocasionar un sentimiento de culpa en el paciente, que reconoce que la alimentación no es la vía adecuada para tratar el problema.

¿Cómo evitar el hambre emocional?

Foto: Shutterstock

Cabe decir que el hambre emocional se debe a una carencia o problema interno, generalmente del tipo emocional. Por ende, es posible hallar sus causas en fenómenos como tristeza, ansiedad, depresión, desesperación, aburrimiento, estrés, y otros.

Por ende, una movida crucial para acabar con el hambre emocional es acudir a un profesional que te ayude a identificar la raíz del problema para empezar a resolver el conflicto que promueve el hambre emocional.

Aparte de esto, otras acciones que puedes tomar para acabar con el hambre emocional son:

  • Consumir alimentos saciantes que te aporten la cantidad de fibra suficiente para sentirte completamente lleno.
  • Reducir o prohibir del todo el consumo de azúcar te ayudará a acabar el hambre emocional porque el abuso de alimentos o bebidas azucaradas está muy vinculado con esto.

El hambre emocional puede tener graves consecuencias en tu estado de salud si no ajustas tus patrones de alimentación, algo que has de tener muy cuenta y no olvidar nunca. En caso de que se te haga muy difícil controlar los ataques de hambre emocional, puedes consultar a un especialista para mantener tu buena salud.