¿Los adultos también necesitan vacunas?

Los adultos no quedan del todo eximidos cuando se habla de vacunas

¿Los adultos también necesitan vacunas?
Foto: Shutterstock

Las vacunas se administran principalmente a los bebés, niños y adolescentes dado que están en pleno crecimiento, pero esto no implica que los adultos estén eximidos de aplicarse vacunas de vez en cuando en pro de su salud, como veremos a continuación.

Sobre las vacunas para adultos

El CDC indica que todavía prevalece la necesidad de vacunarse en la edad adulta, y que son muchos los adultos que son hospitalizados cada año en Estados Unidos por enfermedades que fácilmente podían prevenirse contando con las inyecciones necesarias.

Vale resaltar, por otro lado, que la protección ofrecida por las vacunas administradas durante la infancia o tu etapa juvenil pueden desaparecer, por lo que es recomendable volverlas a administrar de manera periódica.

¿Qué vacunas deberías administrarte?

Hay muchos factores que hacen más conveniente aplicar algunas vacunas sobre otras. No obstante, como adulto, es recomendable que priorices las siguientes.

vacuna
Foto: AFP / Getty Images

Influenza estacional (gripe)

Toda persona a partir de los 6 meses debería aplicarse la vacuna contra la influenza cada año. Esta es la forma más adecuada de prevenir la enfermedad y sus complicaciones potencialmente mortales.

Tos ferina

Toda mujer debería administrarse la vacuna Tdap (contra la tos ferina, tétanos y difteria) en el transcurso de cada embarazo. Por otro lado, es preferible que lo hagan también los adultos que no lo hicieron durante la adolescencia o la infancia.

Enfermedades neumocócicas

Se recomiendan dos vacunas contra las enfermedades neumocócicas a los adultos mayores de 65 años. Por su parte, los adultos menores de 65 con ciertas afecciones o que sean fumadores también deberían aplicarse dicha vacuna.

Es cierto que el sistema inmune de un adulto estás más desarrollado que el del infante, pero puede eso no lo exime de necesitar la ayuda extra que representa la vacuna. Para saber cuáles vacunas son las que te corresponden según tu edad, puedes consultar a tu médico.