Patinadora china relata los abusos de sus entrenadores: “Me golpeaban hasta dejar la piel en carne viva”

Tenía 11 años cuando comenzó el abuso físico

Patinadora china relata los abusos de sus entrenadores: “Me golpeaban hasta dejar la piel en carne viva”
La patinadora era insultada.
Foto: KIRILL KUDRYAVTSEV / AFP / Getty Images

La patinadora artística Jessica Shuran Yu, que nació, creció y se entrenó en China, ha hablado sobre el abuso verbal, mental y físico que recibió de los entrenadores.

En una publicación de Instagram, que fue programada con una entrevista con The Guardian, describió el trato que recibió como “deshumanizante”.

El ensayo en seis imágenes, que detallaba su tiempo en China, estaba subtitulado: “Mi historia, en respuesta a ‘Athlete A’ y Gymnast Alliance. ADVERTENCIA: abuso, trastorno alimentario”.

“Athlete A” es la película de Netflix que cuenta la historia de la gimnasta estadounidense Maggie Nichols, quien informó por primera vez el abuso sexual por parte del médico del equipo, Larry Nassar, que fue encubierta por US Gymnastics.

Los atletas en otras federaciones y deportes han seguido su ejemplo para dar su testimonio.

“Bueno, no termina con la gimnasia”, escribió Yu, de 19 años. “Recuerdo que tenía nueve años y me pregunté si estaba dispuesta a hacer lo que sea necesario para llegar a los Juegos Olímpicos. Dije si. No había forma de que entendiera a qué le decía ‘sí'”.

Luego, Yu enumeró un catálogo de abuso físico. “Tenía 11 años cuando comenzó el abuso físico”, escribió sobre cómo su entrenador la golpeó con un protector de plástico para patines.

“A veces, golpeaba mis piernas o brazos sin previo aviso. Esto sucedería tanto en el medio de la práctica, frente a todos en la pista como después de la práctica, en áreas apartadas donde podría gritarme y pegarme aún más fuerte. En días especialmente malos, me golpearían más de 10 veces seguidas, hasta que mi piel estuviera en carne viva”.

Yu, nacida en Beijing, y después representó a Singapur, el país de nacimiento de su padre, en los Juegos del Sudeste Asiático de 2017, también escribió que fue pateada por su entrenador, con incidentes que llegaron a un punto crítico cuando tenía 14 años.

“No era raro que perdiera el equilibrio por el impacto de su bota. Pero ese dolor no se pudo comparar con los incidentes de ese verano, cuando tenía 14 años. Hubo algunos días en que realmente estaba luchando con mis saltos. Me llamaba y me hacía estar muy, muy cerca de él. Una vez que estuviese lo suficientemente cerca, él me patearía en la espinilla. Aunque estuviera sangrando por su patada, tendría que dar la vuelta y continuar practicando sin cojear para evitar enojarlo más”.

View this post on Instagram

My story, in response to Athlete A and Gymnast Alliance. TRIGGER WARNING: abuse, eating disorder Edit: my DM’s are open for anyone who needs a safe space to talk!💌 #GymnastAlliance #AthleteA #AthleteAFilm #AthleteAlliance #figureskating

A post shared by Jessica Shuran Yu (@_jessicayu_) on

Yu contó sobre otro incidente en el Trofeo Nebelhorn, el último clasificatorio para los Juegos Olímpicos de Invierno 2018 en Pyeongchang, donde otra patada del entrenador la dejó incapaz de saltar.

“Estaba teniendo algunos problemas de alineación de cuchillas y tuve un colapso en el vestuario debido al estrés. Tenía mi pierna derecha apoyada en mi maleta, con mi pie colgando del borde. Mi llanto lo molestó. Me dijo que parara y cuando no lo hice, se enojó de repente y pateó mi pie, haciendo que mi talón se retrajera. Cuando me subí al hielo 15 minutos después, no podía saltar con el pie derecho. Tuve que tomarme dos días libres. Dos días de descanso justo antes de las eliminatorias olímpicas”.

“Quiero dejar en claro que no culpo a mi intento fallido de calificar para los Juegos Olímpicos por este incidente. Esto es algo en lo que he pensado mucho y había muchas razones por las que no lo logré. Pero la realidad es que mi entrenador me lastimó antes de la competencia más importante de mi carrera. Y se negó a admitirlo. Me dijo que estaba siendo dramática. Me dijo que no era su culpa…”.

Yu escribió que “el abuso físico se estabilizó cuando comencé a competir con personas mayores” pero “el abuso verbal y mental fue constante” y ella no puede recordar un momento sin él.

El abuso verbal era diario, escribió, y me llamaba “Floja. Estúpida. Retrasada. Inútil. Y gorda.” Esa crítica de su peso y dieta llevó a Yu a cuestionar su “valor como atleta” y los episodios de atracones.

“Más de dos años después de mi retiro, finalmente estoy comenzando a sanar. Hasta hace poco, nunca reconocí que lo que sufrí fue abuso. De hecho, nunca se lo conté a nadie”, escribió.

“Solo después de leer la historia de Laurie Hernández [la campeona olímpica de gimnasia fue sometida a años de abuso mental y emocional por parte de su ex entrenador] pude comenzar a procesar mi pasado. Hay muchas razones por las que me tomó tanto tiempo, pero una de las razones más importantes es porque a lo largo de todo, me hicieron creer que me lo merecía”.

Relacionado: