Trámite por correo postal demora el trabajo de las funerarias en Los Ángeles

Representantes del servicio indican que el papeleo, para la repatriación de cuerpos, pasó de días a más de cuatro semanas

Trámite por correo postal demora el trabajo de las funerarias en Los Ángeles
Las funerarias se reunieron en el centro de Los Ángeles. (Optima Funeral Home)
Foto: Cortesía

Más de una docena de representantes de funerarias se unieron en protesta en el centro de Los Ángeles este viernes para pedir a las autoridades locales y estatales que les brinden la ayuda necesaria para funcionar de manera eficaz.

Aunque tienen permitido ofrecer sus servicios al público, indicaron que realizar el trámite de documentación de los difuntos que van a ser repatriados está demorando demasiado. Y que un proceso que antes tomaba solo algunos días, ahora toma más de uno o dos meses.

Los cuerpos están en las funerarias y los familiares están desesperados. Es más, algunos establecimientos se han visto obligados a tener que rentar contenedores para poner los cuerpos que llevan hasta más de un mes en espera.

Alegan que la demora se da porque todas las oficinas que realizan estos servicios están cerradas al público y los documentos tienen que ser enviados por correo portal.

Hugo Sánchez Laurel, propietario de Optima Funeral Home en el sur de Los Ángeles, dijo que en ocasiones las familias piensan que la funeraria no está haciendo el trabajo de manera adecuada, pero ellos también están con las manos atadas mientras esperan los documentos por correo.

“Una vez que el documento de causas de defunción ha sido registrado, mandamos a pedir el acta de defunción. Antes íbamos físicamente, ahora tiene que ser por correo [regular]”, dijo Laurel.

“Una vez que [ellos] la reciben, la tramitan y nos la regresan por correo de nuevo y cuando la recibimos la tenemos que mandar nuevamente por correo al registro del estado para autentificar la firma del doctor y luego apostillarla. Todo por correo [postal]”.

Lo más preocupante de los procesos por correo es no son completamente seguros, indican.

Laurel contó que el 20 de mayo falleció una persona y ellos mandaron a autentificar el acta de defunción a San Francisco.

“Cuando nos la regresaron se perdió en el correo”, comentó. “Mientras tanto la persona [fallecida] está bajo nuestro cuidado. Todos estos casos los tenemos en nuestras funerarias. Estamos al punto de que ya no podemos tramitar más casos”.

Magda Maldonado, de Continental Funeral Home, ubicado en el Este de Los Ángeles, dijo que los familiares de los difuntos les llaman constantemente pidiendo a su familiar para repatriarlo.

“Yo creo que debería haber más opciones para [que las funerarias] ayuden a las familias porque ellos ya están sufriendo lo suficiente”, expresó Maldonado, quien lleva 40 años en este rubro. Agrega que es la primera vez que se encuentra con un problema de esta magnitud.

Dolorosa espera

Irma Monzón dijo que su hermana, Cora Monzón, falleció a sus 62 años de edad el 22 de junio por razones no relacionadas con el coronavirus.

Hasta la fecha, cuenta, el cuerpo continúa en la funeraria Paramount debido a que no han podido concretar el trámite con los documentos para repatriarla a Guatemala.

Irma dijo que inicialmente le habían dicho que en 15 días estaría listo el trámite pero la funeraria tampoco se esperaba la demora de tantas semanas.

“Mis familiares allá están preocupados, tristes y siguen esperando… Les pedimos a las autoridades que por favor tomen en cuenta nuestro duelo, nuestro dolor, que nos sentimos abatidos por todo lo que está pasando”.

Magda Maldonado pidió ayuda del gobierno para las funerarias. (Continental Funeral Home)

La petición

Las funerarias presentes pidieron al gobernador de California, Gavin Newsom, así como a la ciudad y al condado de Los Ángeles que hagan una excepción para que las funerarias realicen estos trámites con prontitud.

Piden que a las oficinas del centro de Los Ángeles les instalen un buzón donde los representantes de las funerarias puedan ir personalmente y dejar la documentación. De igual forma regresar y colectarlas para poder ahorrar la demora del correo postal.

“Exigimos que nos reconozcan como entidades esenciales y nos traten como tal”, dijo Laurel. “Esto puede ser solucionado simplemente poniendo un buzón en cada una de estas entidades”.

Indicó que se le hace ilógico que quieran poner a las funerarias en espera al igual que al público en general cuando las oficinas del gobierno saben que el trabajo de las funerarias es diferente.

“Es como decirles a los doctores: ‘Puedes pedir jeringas pero deben hacerlo por correo… Ocupamos ayuda del gobierno”.

Los representantes de las funerarias también pidieron al público en general que llamen a la oficina de la Junta de Supervisores al 1(213) 974-4111 para pedir un servicio más rápido en las funerarias.

La Opinión pidió un comentario sobre el tema a la oficina del secretario del estado pero hasta el momento, no se ha recibido respuesta.