El distrito escolar de Los Ángeles trata de adaptarse a la nueva realidad de los estudiantes en sus hogares

Tomará tiempo y será importante trabajar en equipo, pero habrá apoyo, dijeron líderes de la educación.

El distrito escolar de Los Ángeles trata de adaptarse a la nueva realidad de los estudiantes en sus hogares
El LAUSD dijo que en un par de semanas darán detalles de las clases para los alumnos.
Foto: Getty / Getty Images

Estudiantes, padres de familia y maestros quedaron impactados en marzo cuando las escuelas por todo el país cerraron abruptamente sus puertas para prevenir el contagio del coronavirus.

Después de cuatro meses tanto padres como maestros se preocupan por saber si habrá o no un regreso a las aulas. Los distritos escolares de Los Ángeles y San Diego ya anunciaron que durante el otoño las clases serán en línea, mientras que la ciudad de Nueva York planea que los estudiantes asistan algunos días a clases en persona. Otros distritos están considerando modelos híbridos o permiten a las familias elegir entre opciones en línea y en persona.

Expertos concordaron que el semestre de primavera fue un shock al tener que cambiar de la noche a la mañana para una enseñanza completamente en línea.

“Fue solo un desastre”, dijo Steven Barnett, codirector del Instituto Nacional de Investigación para el Aprendizaje Temprano. “Es importante ver porque las oportunidades de aprendizaje escolar son más desiguales en el hogar”.

Barnett dijo que los programas públicos que originalmente fueron diseñados para ayudar a igualar, ahora enfrentan un problema si las aulas están cerradas.

El experto añadió que los niños de prekínder y hasta los ocho años aprenden mejor mediante actividades prácticas, uno a uno, en grupos pequeños con adultos y otros niños.

“Eso no es solo juego libre al azar, nuestro instituto revisó cientos de estudios durante décadas, para ver qué hizo que los programas preescolares funcionaran”, dijo Barnett. “Y la respuesta es que es una enseñanza intencional uno a uno, en grupos pequeños, y eso requiere planear para meterse en la cabeza de cada niño y el maestro experto que hace eso”.

Los expertos que participaron en la videoconferencia “Cuando los niños faltan a clases”, auspiciada por el USC Center for Health Journalism, concordaron que el cambio para llegar a la normalidad tomará un tiempo y será importante trabajar en equipo.

LAUSD cuenta con líneas de ayuda

El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) es el segundo distrito más grande de la nación y cuenta con casi 700,000 estudiantes y, aproximadamente el 80% de ellos califican para los almuerzos gratis o reducidos.

Joel E. Cisneros, director de la salud mental en el LAUSD, aceptó que durante los primeros meses de escuela virtual miles de estudiantes faltaron a clases ya sea por desinterés o falta de los recursos necesarios en el hogar, tal como el internet o la computadora.

“Pero hemos hecho un gran trabajo al poder comprender dónde están y poder distribuir recursos”, indicó Cisneros.

Sin embargo, uno de los puntos que más llamó la atención en LAUSD fue cuando abrieron una línea directa que originalmente era para proveer recursos para estudiantes y familias.

“Finalmente se convirtió en una línea directa de salud mental”, dijo Cisneros. “Y eso realmente nos permitió, desde el punto de vista de la salud mental, poder comprender cómo conectarnos con los padres y las familias”.

Cisneros indicó que hasta el momento han recibido más de 3,000 llamadas, principalmente de padres y cuidadores que tienen preguntas de salud mental, preguntas sobre necesidades básicas, como acceso a atención médica y acceso a finanzas.

“Eso realmente nos ha permitido comprender un poco más lo que está sucediendo [en los hogares], y que las familias puedan conectarse con nosotros, porque en última instancia, lo que queremos es asegurarnos de estar allí para ellos”, aseveró Cisneros.

Para continuar ayudando a las familias durante este tiempo de la pandemia, el LAUSD también agregó una línea directa donde las familias pueden hablar y hacer preguntas acerca de las inscripciones y otros requisitos como las vacunas.

“Porque sabemos que los niños si van a comenzar el Jardín de Niños, ya sea en espacios físicos o no, queremos asegurarnos de que estén siendo vacunados y eso es algo que no se ha hablado mucho”, dijo Cisneros.

Las personas con estudiantes en el distrito de Los Ángeles y que estén interesados en llamar a la línea directa de salud mental pueden hacerlo al (213) 241-3840 de 8 a.m. a 5 p.m. de lunes a viernes.

La línea cuenta con consejeros y profesionales de salud mental para brindar apoyo en inglés y español. Los maestros también pueden llamar y obtener consejos sobre cómo conectar a sus estudiantes con los servicios.

Las preguntas también pueden enviarse a la siguiente dirección: mentalhealth@lausd.net.

Para obtener información general adicional sobre las transferencias de Inscripción Abierta, los padres y tutores pueden llamar al Distrito de Planificación Maestra y Demografía al (213) 241-8044, o enviar un correo electrónico a mpd@lausd.net.