Sepultaron al soldado Gregory Morales el día que la familia de Vanessa Guillén le pidió a Donald Trump investigar a Fort Hood

En el servicio se recordó el sacrificio del militar por su país
Sepultaron al soldado Gregory Morales el día que la familia de Vanessa Guillén le pidió a Donald Trump investigar a Fort Hood
Los restos de Gregory Morales fueron hallados cerca de Fort Hood.
Foto: Fort Hood Press Center / Cortesía

TEXAS – En el día que la familia de Vanessa Guillén se sentó con el presidente Donald Trump para hablar de la preocupante situación en la Base Militar de Fort Hood donde presuntamente fue asesinada Vanessa y otros soldados han aparecido muertos en sus alrededores, la familia del militar Gregory Morales le dio el último adiós al soldado en Oklahoma.

El jueves por la tarde se realizó el funeral de Morales, quien desapareció misteriosamente en agosto del 2019 y sus restos fueron descubiertos el pasado 19 de junio a unas 30 millas al este de la base. “Estaba lleno de amor y vida. Nunca quería ser excluido o dejado en soledad”, dijo Nick Wedel, el hermano de Gregory.

Durante el servicio funeral realizado en las instalaciones de First Baptist Church en la ciudad de Sapulpa, el sacrificio del militar por su país fue recordado.

Los restos del soldado de Morales fueron encontrados el 19 de junio, y semanas después del hallazgo, a unas millas de distancia, se encontraron los de la soldado Vanessa Guillén.

Se han manejado teorías de que las muertes podrían estar relacionadas a pesar de que el Ejército asegura que los casos no están ligados.

Diez meses después de que desapareció, Morales fue encontrado en un campo abierto en Killeen, Texas. Su ropa estaba destrozada. Hasta ahora no se han nombrado sospechosos en conexión con su muerte.

Los restos de Guillén fueron descubiertos enterrados en tres fosas pocas profundas cerca del río Leon el 30 de junio, a unas 25 millas de Fort Hood. La joven soldado fue descuartizada y quemada.

La sospechosa Cecily Aguilar se encuentra en la cárcel en conexión con el asesinato. Otro sospechoso, el soldado Aarorn Robinson, se suicidó de un tiro en la cabeza mientras que la Policía intentaba interrogarlo un día después de que se habían encontrado los restos de Guillén.

En ambos casos se sospechosa juego sucio, según la Policía de Killeen.

Te puede interesar: 

Texanos creen que la pandemia está “fuera de control” y que el gobernador abrió “demasiado rápido”; según una encuesta

Texas: Traían más de tres toneladas de marihuana ocultadas en contenedores de cátsup

Policía: Golpeó a su hijo de 2 años hasta matarlo; se frustró mientras le estaba enseñando como ir al baño