7 secretos para cocinar con la sazón de las abuelas

Evitar que la sal se humedezca es tan sencillo como colocar algunos granos de arroz en el recipiente
7 secretos para cocinar con la sazón de las abuelas
Foto: Shutterstock

Si te ha llamado la atención cómo las comidas preparadas de las abuelas tienen un sabor tan particular al resto, y quieres llevar dicha sazón a lo que preparas, probablemente hayas llegado al lugar indicado, porque aquí te presentaremos siete secretos de cómo cocinan las abuelas.

1. Para para evitar el exceso de sal

Según un artículo del portal Cocina Delirante, las abuelas evitan que en sus platos tengan un posible exceso de sal simplemente con colocar unos trozos de papa. No se sabe exactamente por qué las papas surten este efecto, pero lo cierto es que muchas veces se consigue el objetivo.

2. Para que la sal no se apelmace

En ocasiones, la sal dentro del salero puede humedecerse y formar pequeñas bolas de sal que no salen por más que queramos. Para evitar que esto ocurra, puedes colocar algunos granos de arroz en el salero. El arroz se encargará de absorber toda la humedad de recipiente.

3. Eliminar los malos olores de los trastes

Coloca un poco de café molido usado sobre los trastes, y después déjalos bajo el chorro de agua por unos 5 minutos. Esta estrategia también es útil para quitar el molesto olor del huevo.

4. Cómo guardar el aceite

Ahorrar es una cualidad adquirida de las abuelas; en caso de que te haya sobrado mucho aceite al cocinar, puedes guardar lo que falta en un recipiente o taza. Este aceite podrás utilizarlo de nuevo en lo que gustes, pero es probable que expire si no lo usas por mucho tiempo.

cocinar
Foto: Shutterstock

5. Para cortar la cebolla

Si no quieres que las cebollas te hagan llorar, lo único que tienes que hacer es frotar tus manos en un grifo de metal. Esto también ayuda a eliminar el olor.

6. Un poco de ácido no está mal

Al preparar sopa de lentejas, frijoles o caldo, puedes agregar ½ cucharada de vinagre o añadir un poco de limón al terminar la cocción para intensificar los sabores. Este pequeño toque de acidez le da más vida al plato.

7. Huevos revueltos cremosos

Si te has preguntado cómo algunas abuelas consiguen hacer huevos revueltos tan cremosos y deliciosos, te gustará saber que es tan sencillo como colocar tocino picado y un poquito de leche.

No está garantizado que puedas emular al 100% la cocina de las abuelas al hacer uso de estos siete secretos, pero sin dudas te acercarán un poco más a lograrlo.