Irresistiblemente saludable: Receta de cálido pan de manzana con canela y nuez

La manzana y la canela hacen una combinación celestial, que se potencia a otro nivel cuando se trata de este húmedo y acogedor pan
Irresistiblemente saludable: Receta de cálido pan de manzana con canela y nuez
Exquisita receta de pan saludable de manzana, es saciante y muy rica en fibra.
Foto: Foto de Marta Dzedyshko en Pexels / Pexels

Este pan es un clásico de la temporada de otoño, en gran parte por sus cálidos ingredientes: la manzana, canela y nuez que anuncian la llegada de los días de viento y clima frío. Aunque gracias a la disponibilidad de sus ingredientes, es una receta que se disfruta todo el año. 

Para los días de antojos dulces este pan es una maravilla, probablemente la mejor de sus cualidades sea su textura húmeda, también el toque perfecto de aromas de la canela y lo crujiente de las nueces. La mezcla de estos factores hacen que el pan sea esponjoso y muy saciante, a la vez tiene la genialidad de no ser empalagoso. 

Lo cierto es que esta receta de pan de manzana y canela es verdaderamente especial y una vez que la pruebas, es muy probable que se vuelva una tradición en el hogar. Lo primero que notarás es que está repleto de trozos de manzana y canela, de modo que se desmorona.

Otra genialidad es que en verdad es un pan que le hace honor a cada uno de los ingredientes que contiene, los sabores que promete se encuentran de manera impecable y en verdad sientes que estás comiendo una jugosa y perfumada manzana.

Lo mejor de todo es que es una opción sumamente saludable que no pone en riesgo la textura y calidez de la manzana. Es una extraordinaria alternativa para desayunar acompañado de una taza de té o café, una grandiosa colación de media mañana, el perfecto antojo de la tarde, una sana merienda y un buen aliado para lunch de chicos y grandes.

Receta de pan de manzana, canela y nuez:

Ingredientes:

  • 1/2 taza de nueces en mitades (naturales sin tostar y sin sal)
  • 2 tazas de manzanas agrias, sin corazón, peladas y partidas en cubitos medianos
  • 1 1/2 tazas de harina blanca de trigo integral
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de canela
  • 1/4 cucharadita de sal kosher
  • 1/2 taza de puré de manzana sin azúcar
  • 2 cucharadas de aceite de canola o aceite de oliva ligero 
  • 2 cucharadas de leche, del tipo que quieras
  • 1/2 taza de azúcar moscabado o granulada 
  • 1 huevo grande
  • 1 cucharadita de extracto puro de vainilla

Para el topping (opcional)

  • 1 cucharada de azúcar moscabado
  • 1/4 cucharadita de canela molida

Paso a paso:

  1.  Precalienta el horno a 175-180 ºC y cubre ligeramente un molde para pan de 8×4 pulgadas con spray para hornear.
  2.  Sobre una bandeja para hornear extiende las nueces en una sola capa. Hornea hasta que estén tostadas y fragantes, aproximadamente de 8 a 12 minutos. *Mezcla una vez para que se doren parejo, no dejes de vigilarlas se queman fácilmente.
  3. Cuando estén frías pícalas en trozos pequeños e irregulares. Reserva.
  4. Mientras tanto en un tazón grade combina los ingredientes en polvo: la harina blanca de trigo integral, el bicarbonato de sodio, la canela y la sal. En un recipiente aparte, mezcla los ingredientes líquidos: la compota de manzana, el aceite de canola, la leche, el azúcar, el huevo y la vainilla hasta que quede una mezcla suave y tersa. 
  5. En el centro de la mesa de trabajo limpia haz un pozo con los ingredientes secos, en la parte central vierte la mezcla de ingredientes húmedos. Mezcle a mano solo hasta que estén bien integrados. La masa será espesa y rígida.
  6. Agrega las manzanas y nueces, integra bien con la ayuda de una espátula.
  7. Vierte la masa en el molde para pan previamente preparado. Con la ayuda de espátula de goma, presiona y alisa la parte superior para que quede casi plana.
  8. Para la cobertura revuelve la canela y el azúcar en un tazón pequeño. Espolvorea uniformemente sobre la parte superior de la masa.
  9. Cubre con papel aluminio y hornea por 25 minutos, luego hornea por 20 minutos adicionales, Inserta un palillo hasta que salga limpio sin que se adhiera ninguna masa húmeda. *Si usas termómetro de cocina, cuando el pan alcance los 90-95 ºC estará listo.
  10. Coloca sobre una rejilla y enfría por 10 minutos en el molde.
  11. Disfruta tibio, a temperatura ambiente y/o untado con mantequilla, mantequilla de maní o mantequilla de almendras.
  12. Notas de conservación: Guarda el pan de manzana sobrante en un recipiente hermético a temperatura ambiente durante cuatro días o congélelo por hasta dos meses (dejar descongelar durante la noche en el refrigerador).