Le pisa la cabeza a un policía que le exigió llevar mascarilla

El comportamiento de la mujer ha sido criticado por autoridades y por usuarios en redes sociales

Una mujer policía sufrió una conmoción cerebral después de que una mujer le golpeó la cabeza contra el piso de concreto por pedirle que usara mascarilla.

El violento incidente tuvo lugar cerca en Melbourne, Australia, el lunes 3 de agosto por la noche, según informa Unilad.

La oficial de 26 años estaba patrullando con otro oficial cuando vieron a una mujer adulta sin cubrirse la cara y se acercaron a ella para preguntarle su nombre y advertirle.

Usar mascarillas o tapabocas es obligatorio bajo el consejo del Director de Salud en el área metropolitana de Melbourne, por lo que los dos agentes tenían derecho a detener a la mujer y consultar el motivo por el que no llevaba la boca cubierta. Sin embargo, la mujer, de 38 años, no se tomó bien el ser confrontada y supuestamente agredió a la agente de policía.

Al hablar sobre el incidente en una conferencia de prensa, el comisionado jefe de la policía de Victoria, Shane Patton, explicó que “después de una confrontación y de ser asaltados por esa mujer, esos policías cayeron al suelo y hubo una pelea”.

Durante el altercado, la mujer “estrelló” la cabeza de la oficial contra un área de concreto en el suelo “varias veces”. La otra mujer policía fue empujada y presuntamente agredida.

Parte del cabello de la oficial fue arrancado y sufrió una conmoción cerebral como resultado del incidente, informa The Age. Más tarde fue llevada al Hospital Frankston para evaluación y tratamiento médico, donde le dieron el alta y regresó a su casa para recuperarse.

La mujer fue arrestada y llevada a la estación de policía donde fue acusada de nueve delitos, incluidos dos cargos de agredir a un trabajador de emergencia y causar lesiones.

También recibió una multa de $200 AUD (unos $150 dólares) por violar las restricciones de coronavirus, al no usar mascarilla o nada que le tape la boca. Fue puesta en libertad bajo fianza y enfrentará un juicio en marzo del próximo año.