Renueva tu rutina matutina: Hábitos para una mejor salud intestinal durante todo el día

La mañana nos brinda una nueva oportunidad para recurrir a herramientas naturales que nos ayuden a mejorar la salud intestinal, el estado de ánimo y prevenir enfermedades
Renueva tu rutina matutina: Hábitos para una mejor salud intestinal durante todo el día
Una buena salud intestinal se relaciona directamente con el sistema inmunológico, digestivo y nervioso.
Foto: shutterstock

Uno de los aspectos más importantes para aquellas personas que siguen todo tipo de tendencias de bienestar, se centra en su serie de rutinas matutinas. Con base en esto actualmente tenemos a la mano todo tipo de recomendaciones para iniciar la mañana con el pie derecho.

Lo cierto es que para muchos el mejor momento del día para optimizar la salud es la mañana, ya que el organismo se encuentra descansado y ávido de recibir los nutrientes y estímulos que lo ayuden a funcionar mejor a lo largo del día. Es por ello que un nuevo día es un fresco inicio para cumplir los objetivos más importantes de salud: nutrir al organismo, brindarle la energía de calidad que necesita para cumplir sus tareas, acelerar el metabolismo, mejorar su rendimiento físico y mental, potenciar la salud intestinal y digestiva, mejorar el estado de ánimo y prevenir enfermedades. Todo esto es posible según lo hábitos y costumbres que sigamos de manera cotidiana.

Especialistas en medicina y nutrición señalan que asegurar una buena salud intestinal es el factor más fundamental en toda rutina matutina. Comenzar el día con una digestión deficiente que se caracterice por dolores estomacales y mucha inflamación, puede hacer que el día se sienta eterno y agotador. Cuando se vuelve un estado recurrente y crónico los malestares se se vuelven una condición regular y se estacionan en la vida de las personas, lo que va deteriorando significativamente la calidad de vida. 

La buena noticia es que existen efectivas e infalibles recomendaciones para potenciar y estimular la salud intestinal. Seguir estos consejos marcará una significativa diferencia no sólo en la manera que vivimos el día a día, es parte de un estilo de vida que nos ayuda a vivir más y mejor. 

1. Bebe un vaso de agua lo antes posible

Comenzar el día consumiendo líquidos naturales es una extraordinaria manera de respaldar los requerimientos diarios y a la vez es un gran hábito para la salud digestiva, ya que promueve el movimiento intestinal y es por ello un buen aliado para prevenir y combatir el estreñimiento. Antes de beber tu clásico café o té o cualquier bebida de la mañana, bebe un vaso grande de agua, es una de las mejores costumbres que podrás integrar en tu rutina y sin duda la más sencilla. A la vez se relaciona con beneficios para depurar el organismo y ayudarlo a eliminar toxinas. 

2. Desayuno rico en prebióticos

Convierte tu desayuno en un menú rico en alimentos prebióticos (es decir fibra prebiótica), se destacan por ser un tipo de carbohidratos no digeribles que alimentan a las bacterias benéficas que habitan en el intestino. Estimular el funcionamiento de la microbiota es uno de los mejores hábitos de salud y se relaciona con grandes bondades para potenciar la inmunidad, prevenir enfermedades, acelerar el metabolismo e inclusive mejora la salud mental.

Los especialistas en nutrición recomiendan el consumo de prebióticos que provengan de alimentos de origen vegetal, procurando integrar en cada desayuno una porción de avena, cebada o centeno. A la vez iniciar el día con el consumo de fibra + carbohidratos, es la fórmula perfecta para tener feliz al sistema digestivo e intestinal. También es un excelente tip para regular el apetito a lo largo del día. Disfruta de un buen tazón de avena con plátano o cebada cocida con manzanas y canela, son de lo más reconfortante y saciante.

3. Actívate con algo de ejercicio

Muchas de las personas que suelen realizar actividad física regular aman hacerlo por las mañanas, esto se debe en gran parte al estímulo positivo que genera el ejercicio en todo el organismo. Es la mejor manera de iniciar el día con energía de calidad, buen humor y agilidad, a la vez se ha demostrado que la actividad física mejora la diversidad microbiana del intestino y esto se traduce en una mayor población de bacterias benéficas. No tiene que ser un ejercicio extenuante: una caminata, trotar suavemente por algunos minutos o hacer una sesión de yoga es perfecto. Se relaciona con beneficios para mejorar la digestión y la absorción de los nutrientes, a la vez es la mejor manera de garantizar el movimiento intestinal y favorecer la eliminación de desechos. 

4. Consume probióticos

Otro hábito alimenticio fundamental es incluir el consumo de alimentos ricos en probióticos, son indispensables cuando se trata de una salud intestinal óptima. Son conocidos como las bacterias buenas y está comprobado que tienen un efecto inmediato sobre la salud digestiva. Si bien la primer opción que nos viene a la mente es el yogurt y es genial, la recomendación es obtener los probióticos de varias fuentes como el kéfir, la kombucha, el tempeh, miso, chucrut, algunos quesos y kimchi. Es la mejor manera de garantizar diversas cepas bacterianas que harán más fuerte la salud intestinal y por lo tanto al sistema inmunológico.