¿Comer en platos plásticos afecta la salud?

Es muy común consumir alimentos en envases de plástico que terminan en el vertedero

¿Comer en platos plásticos afecta la salud?
Foto: Shutterstock

Es muy común usar platos, cucharas, tenedores y cuchillos de plástico en los eventos sociales. También lo son los recipientes en tiendas que sirven comida para llevar. Sin embargo, el uso de estos utensilios puede ser nocivo para la salud, por no hablar de su impacto en el medio ambiente.

Cómo los platos plásticos afectan al cuerpo

Los platos plásticos, así como vasos desechables y otros implementos fabricados con este material, contienen diferentes toxinas que son peligrosas para el bienestar. Los PCBs, ftalatos colorantes, PBDE o Bisfeno A son sustancias peligrosas.

Estos materiales con los que se fabrica el plástico contaminan nuestro cuerpo al emitir contaminantes en dosis pequeñas, de acuerdo a lo publicado en El blog de Santa Lucía. Lo recomendable, según muchos expertos, es sustituir este material por otros menos contaminantes.

Tal es el caso del vidrio y el acero inoxidable, que no emiten agentes contaminantes, a diferencia de los productos plásticos.

Efectos sobre el planeta

Foto: Getty Images

Producir estos productos, desde empaques de plástico, pasando por bolsas, vasos, platos y más, también contaminan la tierra, lo que afecta nuestra propia salud. Las botellas de plástico, en su gran mayoría, están hechas de polietileno, que es producido a base de petróleo.

La extracción de petróleo, a su vez, produce cantidades enormes de gases de efecto invernadero, contribuyendo al calentamiento global. Los gases tóxicos que genera la producción de plástico terminan en la atmósfera.

Por otro lado, deshacerse de estos productos no es nada fácil. Una botella de plástico puede tardar hasta más de 1,000 años en degradarse por completo. Los mares y la vida marina se ven afectados por estos desechos.

Por esta razón, en muchos países, como en España, se están tomando medidas para prohibir la venta de productos plásticos, como bolsas y pajitas, así como platos, vasos y cubiertos. De hecho, se está incentivando la producción y el uso de materiales que sean biodegradables y que no representen un riesgo para la salud.

Por eso, debemos poner de nuestra parte si queremos mejorar la calidad de vida evitando el uso de estos materiales, siendo conscientes con el uso del plástico y reducir en lo posible la compra de envases y aplicando las reglas de reciclaje.