No pudo contener el llanto: Antonio Mohamed recuerda las promesas que le cumplió a su hijo fallecido

El Turco perdió a su hijo en un accidente automovilístico en el 2006
No pudo contener el llanto: Antonio Mohamed recuerda las promesas que le cumplió a su hijo fallecido
El Turco Mohamed ha dirigido a Monterrey en dos etapas.
Foto: Carlos Cuin / Imago7

El 4 de julio de 2006 fue uno de los días más tristes en la vida de Antonio ‘Turco’ Mohamed. Tras asistir al partido de Alemania vs. Argentina correspondiente a los cuartos de final del Mundial, Mohamed viajaba con su hijo Farid y otros amigos por una autopista alemana cuando su vehículo fue impactado por un auto a gran velocidad, causando la fractura de pierna del Turco y la lamentable muerte de su hijo, quien tan solo tenía 9 años.

Semanas antes de dicho Mundial, Mohamed, quien dirigía al Huracán de la segunda división Argentina, había prometido a su hijo que ascendería a dicho equipo y después viajaría a México, dirigiría al Monterrey y sería campeón con la escuadra regia. Tuvieron que pasar 13 años para que el Turco pudiera cumplir ambas promesas, cuando logró coronarse dirigiendo al Monterrey en el torneo Apertura 2019.

Hace unos días, el Turco fue entrevistado en el programa Frente a Frente de ESPN y no pudo contener el llanto al recordar las promesas que hizo a su hijo y el hecho de poder cumplirlas.

“El 4 de julio van a ser 14 años desde que perdí a mi hijo. Él era hincha de Huracán y de Rayados porque, hasta 2005, él vivió siempre en Monterrey hasta que me fui de México. Durante siete años, yo le conté lo que era Huracán, le cantaba las canciones del Globo para que se duerma pero con el nombre de mis hijos. Cuando va a Argentina, me dice ‘pa, estas son las canciones que vos me cantabas para dormir’, porque no conocían el país. De ahí nos fuimos al Mundial y allá me dice que cuando volvamos había que hacer dos cosas: primero ascender con Huracán y después ir a México y salir campeón con Monterrey”

“Bueno, pasó lo que pasó, se nos fue él antes de tiempo o en el tiempo. No se sabe cómo es el tema. Y me quedaron esas cuentas pendientes. Por eso digo que el ascenso con Huracán era una deuda que tenía conmigo, con él y me marcó para siempre. Era algo que yo quería hacer, en Huracán me ayudaron mucho porque yo todavía estaba en plena recuperación después del accidente. Esto fue en el 2007 y el 29 de diciembre de 2019, salimos campeones con el Monterrey. Me habían tocado perder dos finales y hasta ese día estuve siempre yendo con el rosario de él al banco de suplentes para poder cumplir eso. Y bueno, lo pude cumplir”, tras esta declaración, Mohamed no pudo aguantar el llanto. Revive el emotivo momento en el 40:40 del siguiente video.