¿Por qué nunca debemos compartir nuestro cepillo de dientes?

El sangrado bucal nos deja expuestos a enfermedades infecciosas

¿Por qué nunca debemos compartir nuestro cepillo de dientes?
Foto: Shutterstock

Hay algunas personas que suelen compartir su cepillo de dientes con su pareja o familiares. Este supuesto hecho de solidaridad no debería tener lugar dado que puede afectar gravemente nuestra salud. A continuación te presentamos algunas razones para no compartir nuestro cepillo de dientes.

El hogar de múltiples microorganismos

Según un artículo del portal Mejor con Salud, el cepillo de dientes es sitio de millones de microorganismos, que pasan de nuestra boca a él cuando nos cepillamos. Estafilococos, bacterias coliformes y levaduras son algunas de estas bacterias.

¿Más bacterias que la propia boca?

A pesar de que las bacterias del cepillo de dientes sean obtenidas principalmente por el uso dental, ellas tienden a tener incluso más bacterias que nuestra propia boca. Esto ocurre, entre otras cosas, por el lugar en que se ubican cuando no están en uso.

Por ejemplo, si el cepillo está en el baño, estará expuesto a las bacterias entéricas que se alojan en el intestino y que se liberan al entorno mediante las heces. Por raro que se vea, hay bacterias que pueden “saltar” de esta manera, contaminando así los objetos cercanos.

cepillo de dientes pasta dental
Foto: Pixabay

El contacto con la sangre

Hay personas que afirman que no está mal compartir nuestro cepillo de dientes con la pareja y viceversa por el intercambio de saliva que ocurre con los besos. Aunque pareciera tener sentido, la cosa no es así.

Para empezar, el cepillo de dientes no solamente está expuesto a la saliva, sino también al sangrado bucal que tú o tu pareja pueden tener. Como es previsible, la sangre puede movilizar enfermedades infecciosas de una persona a otra, lo cual es un riesgo muy grande.

En efecto, el cepillo de dientes es un bien de uso personal que no debería compartirse en pro de cuidar de nuestro estado de salud. Sin embargo, si has de hacerlo por una razón de fuerza mayor, es recomendable que lo limpies con un producto antiséptico.