Descubre el poder de los alimentos psicobióticos: Potencian la salud intestinal y combaten la depresión

El equilibrio emocional y mental también forma parte importante de una buena salud. Conoce sobre los alimentos psicobióticos y sus positivos efectos antidepresivos y ansiolíticos naturales
Descubre el poder de los alimentos psicobióticos: Potencian la salud intestinal y combaten la depresión
La salud de la flora intestinal juega un papel directo en nuestro estado emocional y en la producción de serotonina y triptófano.
Foto: Pixabay

La salud mental siempre ha sido un tema importante, sin embargo en los últimos meses derivado de la pandemia por coronavirus se ha reportado un incremento a nivel mundial en todo tipo de padecimientos mentales, entre los que se destacan los altos niveles de estrés, depresión, ansiedad, ataques de pánico, irritabilidad y nerviosismo. Si bien es indispensable recurrir a toda aquella herramientas que eviten el consumo de medicamentos con efectos secundarios, como es el caso de la terapia psicológica, ejercicios de meditación y respiración, la alimentación también juega un papel fundamental.

La buena noticia es que existen aliados naturales que se consideran tan potentes como algunos fármacos. Tal es el caso de los alimentos psciobióticos que son considerados como una especie de drogas neuroquímicas naturales, las cuales se relacionan con sus efectos para equilibrar alteraciones emocionales y mentales.

Este tipo de alimentos tienen la peculiaridad de ser un extraordinario aliado para nutrir la microbiota. En los últimos años mucho se ha hablado sobre la importancia de cuidar la salud intestinal y la razón es simple: se relaciona directamente con las emociones y también por otra parte con el funcionamiento del sistema inmunológico. Probablemente no lo sabías pero cuando se presentan alteraciones en la microbiota es muy normal que se produzcan cambios en el estado de ánimo y el comportamiento. Los psicobióticos contienen cepas de bacterias capaces de modificar la función de la corteza suprarrenal, donde se produce casi el 95% del cortisol de nuestro organismo, una hormona que aumenta el nivel de estrés y ansiedad.  

¿Cómo actúan los alimentos psicobióticos?

Es importante entender que la flora bacteriana marca las emociones, a la vez es un aspecto que tiene una estrecha relación con la alimentación. Cualquier cambio que realicemos en la dieta podrá modificar la flora intestinal y su funcionamiento, es por ello que la manera más eficaz de nutrirla y beneficiarla es a través del consumo de alimentos probióticos ya que contienen los microorganismos vivos que la forman. Es por ello que en los últimos años mucho se ha hablado sobre los beneficios del consumo de alimentos fermentados, ya que son ricos en sustancias probióticas como es el caso de el yogurt, kéfir, miso, chucrut, aceitunas aliñadas y kombucha. 

A la vez el consumo de prebióticos también interviene en la calidad de la microbiota, ya que tienen la importante función de alimentar a los microorganismos de la flora intestinal. Se encuentran en alimentos como los cereales integrales, vegetales como la cebolla, el calabacín, la coliflor y en frutas como el plátano y las ciruelas.

También vale la pena mencionar que existen numerosas condiciones médicas que se relacionan con cambios en el estado de ánimo, como es el caso del síndrome de colon irritable y el de fatiga crónica, ya que se relacionan con cambios en la microbiota intestinal. A la vez se cuenta con estudios que comprueban que la existe una alta incidencia que relaciona a los trastornos psicológicos con una posible desregulación de la microbiota. La explicación es bastante sencilla: las bacterias que se encuentran en nuestro intestino intervienen en la producción de los neurotransmisores y neuromoduladores, resulta impresionante saber que el 95% de la serotonina del cuerpo se concentra precisamente en los intestinos.

Cuando procuramos la correcta ingesta de probióticos como parte de un hábito alimenticio diario, se notan grandes beneficios en pacientes con alteraciones mentales o emocionales. Esto se relaciona directamente con sus beneficios para aumentar la producción de serotonina, que es la hormona que rige el estado de ánimo y que se relaciona con efectos ansiolíticos y antidepresivos. 

Alimentos psicobióticos, para equilibrar la flora intestinal

Es cierto que no todos los alimentos probióticos y prebióticos actúan de la misma manera. Existen algunos que se relacionan con mayores y más contundentes efectos psicobióticos, te presentamos la lista de las mejores recomendaciones.

  • Manzanas, plátanos y pasas: Según un estudio liberado por la Universidad de Yale estos tres grupos de alimentos se relacionan con un aumento positivo en la flora ácido láctica.
  • Kéfir: Se trata de uno de los productos fermentados más populares y es importante mencionar que no se trata de cualquier tipo de yogurt. Aporta unas bacterias llamadas Lactobacillus kefiranofaciens, que tienen la peculiaridad de aumentar los niveles de triptófano y serotonina, neurotransmisores del bienestar.
  • Cúrcuma: No en vano es considerada una de las especias de mayor potencial medicinal, se relaciona con beneficios antioxidantes y antiinflamatorios. Sin embargo también se relaciona con grandiosos efectos para mejorar la salud intestinal, esto se debe a sus propiedades depurativas que favorecen la eliminación de toxinas y desechos. 
  • Cereales integrales: Son indispensables en una buena salud intestinal y una microbiota fuerte, esto se debe a su aporte en fibra, sustancia responsable de nutrir la flora.
  • Kombucha: En los últimos meses la kombucha se ha vuelto uno de los aliados medicinales más populares, esto se debe a que se obtiene de la fermentación de un hongo llamado Gluconacetobacter xylinus que contiene una cepa probiótica. Interviene de manera positiva aumentando la producción de enzimas y aminoácidos, que benefician todo el sistema nervioso y aumentan la producción de serototina.