¿Cómo se pronuncia correctamente la palabra “pizza”?, la RAE responde

¿Pícsa, pítsa o piza? la RAE explica cómo se pronuncia correctamente “pizza”
¿Cómo se pronuncia correctamente la palabra “pizza”?, la RAE responde
La palabra "pizza" no se debe castellanizar.
Foto: Brett Jordan / Pexels

Unos la llaman “pítsa”, otros “pícsa”, “pixa” y hay quienes hasta le dicen “piza”. Como sabemos, la pizza es un platillo de origen italiano y como tal debería ser pronunciado, pero como nunca ha faltado el debate, la Real Academia Española vino a poner orden y educarnos en la manera correcta de escribir y pronunciar la palabra pizza.

La RAE explicó en su cuenta de Twitter la consulta de la semana, ¿por qué se debe escribir “pizza” en cursiva? y allí nos recordó que la palabra pizza es un italianismo crudo o no adaptado que debe de escribirse en cursiva debido a que la secuencia “zz” es ajena a la ortografía del español, es decir, es un extranjerismo.

Luego, tras la publicación de la RAE se reavivó la polémica sobre cómo se pronuncia la palabra. La Real Academia Española respondió las dudas de quienes aún dudaban si la palabra pizza debería de ser pronunciada en italiano o en castellano, y la respuesta fue contundente, debe ser pronunciada como en su lengua originaria, por lo que la manera correcta de pronunciar es “pítsa”.

Ahora las dudas sobre cómo debemos pronunciar correctamente la palabra pizza han quedado resueltas y con la justificación debida.

Para saber más

La pizza como la conocemos hoy en día surgió a fines del siglo XVIII en Nápoles. Cubría la necesidad de un alimento barato y fácil de comer para los pobres que se apresuraban por trabajo. Esta preparación se vendía por ambulantes que las cortaban en pedazos para ajustarse al presupuesto y hambre del cliente.

No siempre tuvieron tomate

Las piezas más sencillas de pizza en el Nápoles del siglo XVIII no tenían más que ajo, manteca y sal; otras incluían caciocavallo (un tipo de queso) y albahaca; y en algunas se agregaba tomate que era poco popular y de bajo precio.

El tomate es de origen mexicano, era de reciente ingreso a Europa llevado por los españoles, rechazado porque no sabían ocuparlo y combinarlo con su cultura gastronómica. Los italianos se atrevieron a integrarlo a sus comidas, obteniendo un magnífico resultado.

Por qué es tan deliciosa e irresistible

¿Has pensado que si comes 7 rebanadas de pizza al mes, es probable que comas más de 5 mil rebanadas en toda tu vida?

La pizza es tan sabrosa que hace que se emocionen tus papilas gustativas y que tu cerebro quiera más porque combina los ingredientes precisos con los sabores a los que los humanos se sienten atraídos.

Por ejemplo, el glutamato estimula nuestro umami, por lo que nos enganchamos y queremos más. La salsa de tomate y el queso, los dos alimentos que sirven como base de la pizza, son abundantes en glutamato de anera natural, ¡juntos son perfectos, saben aún mejor!, pero eso es solo una parte de su encanto.