Mark González, primer latino en dirigir a los demócratas en Los Ángeles

Su activismo, dedicación y compromiso lo llevan a ser reelecto en el cargo
Mark González, primer latino en dirigir a los demócratas en Los Ángeles
Mark González, líder del Partido Demócrata en el condado de Los Ángeles. (Cortesía Mark Gonzalez)
Foto: Cortesía

Cuando en 2001, el ahora procurador de California Xavier Becerra visitó la Secundaria Eagle Rock Junior Senior para invitar a los muchachos a ser voluntarios, Mark González quien era líder de los estudiantes, nunca imaginó que ese encuentro marcaría el inicio de su carrera en la política

Mucho menos visualizó que no pasarían ni 20 años cuando se convertiría en el primer latino en ser presidente del poderosos Partido Demócrata en el condado de Los Ángeles, y el más joven en ser electo a esa posición de liderazgo. 

“Yo me uní a la invitación de Becerra para poner el ejemplo a los estudiantes, pero en absoluto pensé que me iba a dedicar a la política, y que trabajaría en el gobierno. Yo quería estudiar periodismo”, dice.

Desde esa visita a la fecha, Mark, aquel muchacho de 16 años que abogaba por más fondos y más opciones alimentarias en las escuelas, a sus 35 años, ha logrado mucho. En octubre de 2017 fue electo presidente del Partido Demócrata del condado de Los Ángeles y reelecto en julio.

Mark González, su dedicación y compromiso lo han llevado a dirigir el Partido Demócrata en el condado de Los Ángeles. (Cortesía Partido Demócrata del condado de L.A.)

“Soy el primer latino en el cargo”, dice orgulloso; pero además es miembro de la comunidad LGBT (Lésbico, gay, bisexual y transexual), y es graduado de la Universidad Estatal de California en Northridge con doble especialidad, periodismo y ciencias políticas.

Nacido en McAllen, Texas, fue traído a Los Ángeles cuando tenía 7 años de edad. Creció entre Eagle Rock y Highland Park, que en su infancia eran barrios donde vivía gente trabajadora de escasos recursos. “Highland Park estaba lleno de talleres mecánicos. No era lo que es hoy”.

Criado por una madre soltera que tuvo cinco hijos, su vida quedó marcada por la muerte de tres de sus hermanos. “Cuando mi hermano de 18 años se colapsó frente a mis ojos y me enfrenté a la muerte por primera vez, mi vida cambió para siempre”, recuerda.

Su madre trabajaba como secretaria legal en Century City. Salía de su casa a las 7 de la mañana y regresaba a las 7 de la tarde. “Con la muerte de mi hermano, y otro hermano que más tarde murió de un ataque, y uno más que había fallecido ahogado, de pronto tuve que ayudar a mi madre con todos los mandados, hacer pagos y comprar los alimentos”.

Mark González apoyando siempre en las campañas demócratas. (Cortesía Partido Demócrata del condado de Los Ángeles)

La necesidad de ayudar a su progenitora lo obligó a madurar muy pronto. “Entre los 10 y 13 años, vendí chocolates, periódicos y reciclaba latas para tener algo de dinero en efectivo”.

Una vez que entró como voluntario con Becerra tocando puertas y haciendo llamadas telefónicas electorales, empezó a relacionarse y a conocer a muchos políticos como John Pérez, Antonio Villaraigosa cuando eran organizadores así como a Miguel Santiago. Todos ellos fueron una especie de mentores para él.

Cuándo le preguntamos quién de ellos lo impactó más, dice que es difícil decirlo porque todos de alguna manera lo influyeron, y también le dieron la oportunidad de trabajar y obtener ingresos.

Trabajó como representante de campo para el asambleísta Anthony Portantino y para John Pérez cuando fue presidente de la Asamblea. Asimismo participó en la campaña para apoyar a Obama en 2008.

En la actualidad, además de dirigir el Partido Demócrata en el condado de Los Ángeles, es director de distrito del asambleísta Miguel Santiago.

“Siempre me ha gustado cuidar de otros, y tener un asiento en la mesa para ayudar a personas como mi mamá”, dice.

Mark González, inició en la política desde su adolescencia. (Cortesía Partido Demócrata condado de Los Ángeles).

Como líder demócrata su misión es ayudar a recuperar la Casa Blanca y mantener el control de la Cámara de Representantes. “Tenemos tres millones de demócratas en el condado, y el mayor número de delegados”, dice

Desde los 15 años cuando siendo un adolescente se unió al Club de Demócratas del Noreste de Los Ángeles, ha recorrido todos los cargos en el Partido Demócrata del condado de Los Ángeles.  “No sé lo que sigue, pero sí tengo claro que quiero trabajar por oportunidades para todos”.

El Partido Demócrata en el condado de Los Ángeles es el que tiene la militancia más grande del país y uno de los más influyentes.

Mark quien creció sin seguro médico, actualmente es presidente de las Clínicas Comunitarias Northeast donde se atendía de niño y adolescente ante la falta de un plan de salud.