Prácticos consejos de alimentación para optimizar la salud intestinal y prevenir enfermedades

La salud intestinal es también conocida como el segundo cerebro. Es clave en el funcionamiento de todo el organismo, interviene en el sistema inmune, el estado de ánimo e inclusive el sueño

Una buena salud intestinal es fundamental en la prevención de enfermedades, la apariencia de la piel y es de vital importancia en el peso corporal.
Una buena salud intestinal es fundamental en la prevención de enfermedades, la apariencia de la piel y es de vital importancia en el peso corporal.
Foto: Imagen de Alicia Harper en Pixabay / Pixabay

Por si no lo sabías el estómago es nuestro segundo cerebro, de manera aún más específica la salud intestinal afecta absolutamente todo el funcionamiento del organismo. Interviene en el bienestar general del cuerpo, no sólo en la digestión, es un aspecto clave en la inmunidad, la salud mental, el estado de ánimo, la apariencia de la piel y cabello e inclusive en la salud ocular. 

En los últimos años mucho se ha hablado sobre la importancia de gozar de una salud intestinal óptima, es por ello que han salido a la luz todo tipo de tendencias enfocadas en el estilo de vida y nutrición; las cuales son consideradas una poderosa herramienta para proteger y sanar al sistema digestivo e intestinal. Lo cierto es que han surgido toda clase de recomendaciones que van desde el consumo de probióticos, enzimas vivas, alimentos de gran poder terapéutico e inclusive resulta relevante el control de los niveles de estrés.

El estómago e intestino afectan todas las áreas de la salud, nuestros niveles de energía, las defensas con las que atacamos virus y bacterias que causan enfermedades, la calidad del sueño, el rendimiento físico y mental, la correcta asimilación de los nutrientes e inclusive lo blanco de los ojos. Lo cierto es que una salud intestinal deficiente o padecer algún desequilibrio digestivo son condiciones que conllevan graves consecuencias a largo plazo.

Probablemente las primeras señales de alteraciones intestinales sean los típicos padecimientos digestivos, como es el caso de inflamación, indigestión, acidez estomacal, gases y distensión abdominal. Sin embargo también podemos notar problemas cutáneos, alteraciones en el estado de ánimo y dolor en las articulaciones.

Otro dato que resulta bastante relevante son los estudios y trabajos de investigación que se han realizado en los últimos años, los cuales comprueban que la mayoría de las enfermedades crónicas modernas se relacionan directamente con la inflamación crónica. Teniendo en cuenta que el 70% del bienestar de nuestro sistema inmunitario proviene de la salud intestinal, se vuelve vital poner atención en este aspecto.

¿Cómo equilibrar y sanar la salud intestinal?

Según declaraciones del Dr. Rangan Chatterjee, experto en salud intestinal y autor de The 4 Pillar Plan: How to Relax, Eat, Move and Sleep Your Way to a Longer, Healthier Life. El primer paso para equilibrar la salud digestiva e intestinal radica en 4 pilares de nuestra vida que debemos atender: actividad física, alimentación, sueño y relajación. Se ha comprobado que realizar cambios al cuidar cada una de estás áreas, se reflejará en un gran cambio. Es por ello que se han establecido algunas recomendaciones infalibles, avaladas por expertos.

  • Deberás comer al menos 5 porciones de frutas y verduras (de diferentes colores al día).
  • Es indispensable aumentar la ingesta de fibra, a través del consumo de alimentos como los cereales integrales, las legumbres, frutas y verduras. 
  • Resulta fundamental la actividad física diaria, no tiene que ser extenuante pero si constante. Una buena recomendación es realizar actividades como el yoga y la meditación que también ayudan a controlar los niveles de estrés. 
  • Evita el consumo de catalizadores de la inflamación intestinal: antibióticos y otros medicamentos, alimentos procesados, alcohol, el tabaco, grasas, azúcares y los endulcorantes artificiales. 
  • Integra como parte de tus hábitos diarios el consumo de probióticos.
  • Asegura la ingesta de alimentos fermentados, son un poderoso aliado. Entre las principales opciones se encuentra: yogurt, kéfir, té de kombucha, chucrut, tempeh, soja y especias de gran poder terapéutico como es el caso de la canela, el jengibre, la raíz de cúrcuma, la pimienta, el cardamomo, el comino y otros.
  • Consume remedios matutinos en ayuno los cuales son un gran aliado para limpiar el intestino. Recuerda que es a primera hora de la mañana cuando el sistema digestivo se encuentra más receptivo. Una buena opción es beber un vaso de agua tibia con jugo de limón, o alguna infusión que contenga jengibre y cúrcuma. 
  • Es básico descansar bien, procura establecer horarios y hábitos sanos para tener un sueño reparador y de calidad. 
  • Realiza actividades que optimicen el estado de ánimo: caminatas, leer, cocinar o pintar son algunas ideas.
  • Controla los niveles de estrés. 
  • Consume abundantes líquidos naturales como el agua, batidos, infusiones medicinales y modera la ingesta de cafeína.