3 poderosos remedios naturales para sanar el hígado inflamado

La naturaleza es sabia y nos ofrece poderosos remedios herbolarios con grandes propiedades hepaprotectoras y antiinflamatorias, que son un gran aliado para sanar el hígado
3 poderosos remedios naturales para sanar el hígado inflamado
Descubre el poder medicinal de tres bebidas medicinales naturales, que te ayudarán a desinflamar y depurar el hígado.
Foto: Imagen de Couleur en Pixabay / Pixabay

El hígado es uno de los órganos vitales más fundamentales del cuerpo humano, se relaciona con importantes y numerosas funciones. Se encuentra en la parte superior derecha del abdomen e interviene en tareas esenciales como: regular las sustancias químicas de la sangre, en la producción de bilis, procesar la sangre que sale del estómago a los intestinos, metabolizar los medicamentos, producir proteínas para el plasma sanguíneo, almacenar hierro, regular la coagulación de la sangre, depurar la bilirrubina y regular las grasas. 

Al ser un órgano tan importante es normal que se sature y se deterioren sus funciones, es por ello propenso a padecer todo tipo de complicaciones. Una de las principales es el hígado inflamado, una condición que también recibe el nombre de hepatomegalia y se produce cuando este órgano aumenta su tamaño más de lo normal.

Las causas de padecer hígado inflamado son diversas y se relacionan con algunas condiciones particulares como la hepatitis del tipo A y B, la hepatitis alcohólica, la ingesta de químicos o toxinas, infecciones bacterianas y el estilo de vida. Referente a este último punto cabe mencionar que se relaciona directamente con la alimentación, es decir existen malos hábitos y costumbres que son una causa importante; entre los principales se destaca una dieta alta en grasas. 

La buena noticia es que la medicina natural es un fiel y noble aliado de la buena salud, lo mejor de todo es que es una tendencia actual que ofrece la gran ventaja de carecer de síntomas secundarios. De hecho cuando se trata de sanar el hígado una de las mejores alternativas es el consumo de alimentos de poder medicinal, ya que en algunos casos ayudan a sustituir el consumo de medicamentos (que en muchas ocasiones el hígado no procesa correctamente).

1. Té hepático de cardo mariano

El cardo mariano es considerado el primer recurso herbolario para el cuidado del hígado. Sus frutos en extracto, actúan como un extraordinario antídoto cuando se trata de mejorar la salud hepática, a la vez es considerado uno de los mejores tónicos digestivos. Se trata de una planta de gran poder medicinal que es utilizada desde la antigüedad como un remedio de gran poder medicinal, también recibe el nombre de cardo lechoso o cardo lechero y esto se debe a las venas blancas que contienen sus hojas. Sin lugar a dudas sus inmensas bondades se debe a su contenido en sylmarina, que es el principal componente bioquímico del cardo mariano y el cual se destaca por ser un magnífico agente hepaprotector. A la vez esta sustancia tiene la capacidad es estimular el efecto desintoxicador de las células hepáticas, lo que promueve de manera positiva la regeneración del tejido hepático. 

¿Cómo preparar el té?

Ingredientes:

  • 1 cucharada de tintura de cardo de leche, también llamado cardo mariano (10 ml)
  • 40 gotas de tintura de arrayán
  • 250 ml de agua

Modo de elaboración:

  1. En un pequeño recipiente de vidrio agrega el agua y mezcla los otros dos ingredientes.
  2. Divide en varias tomas por día, deberás beber 1/4 de taza cuatro veces al día en complemento con una dieta blanda.
Cardo mariano.
Cardo mariano. /Foto: Pixabay

2. Infusión de raíz de regaliz y anís

Si bien la raíz de regaliz es conocida por sus extraordinarias bondades digestivas, es un gran aliado para las afecciones hepáticas. Esto se debe a sus propiedades antiinflamatorias, antiespaesmódicas y sobre todo antivirales, de hecho se cuenta con un estudio realizado por la Universidad de Beijing que comprueba los beneficios de su consumo para colaborar significativamente en el tratamiento de hígado inflamado, causado por hepatitis viral.

Esta bebida resulta un poderoso remedio, ya que también contiene anís estrella y boldo. Los cuales son considerados dos ingredientes clave para mejorar el funcionamiento hepático. Por su parte el anís estrellado es valorado por sus propiedades analgésicas, antiinflamatorias y antiespasmódicas, las cuales intervienen como un gran agente depurador. Por su parte el boldo es considerada una de las plantas medicinales más potentes para depurar el hígado de la bilis, ayudando a su vez a eliminar las grasas del organismo. De hecho es muy recomendable para personas que padezcan de ictericia, cirrosis, hígado inflamado y graso. 

¿Cómo preparar la infusión?

Ingredientes:

  • 500 ml de agua purificada
  • 2 cucharadas de regaliz o una pieza mediana
  • 1 puñado de anís estrellado
  • 1 cucharada de boldo

Modo de elaboración.

  1. Hierve el medio litro de agua y cuando suelte el primer hervor agrega las dos cucharadas de regaliz, junto con el anís estrellado.
  2. Permite que hierva durante 5 minutos.
  3. Posteriormente reduce el fuego y agrega las hojas de boldo.
  4. Tapa la infusión y reposa por 5 minutos.
  5. La recomendación es consumir después de las comidas principales y si puedes considerar una taza en ayuno es excelente.
Infusión de anís.
Infusión de anís. /Foto: Pixabay

3. Limonada con jengibre

El jengibre hoy en día es considerado una de las especias medicinales de mayor poder, se relaciona con extraordinarios beneficios para la salud. Se destaca por su poder antioxidante y antiinflamatorio, en concreto su poder depurativo mejora el funcionamiento hepático gracias a sus propiedades para limpiar el hígado de grasas y toxinas. También es poderoso para desinflamarlo y ayudarlo a regresar a su tamaño original.

El limón termina de potenciar sus cualidades, esta fruta cítrica de gran poder medicinal resulta el aliado perfecto para alcalinizar la sangre, potenciar la eliminación de toxinas y grasas alojadas. Es un poderoso tónico para depurar a profundidad el hígado.

¿Cómo preparar la limonada?

Ingredientes:

  • 1 litro de agua purificada
  • 3 limones frescos
  • 1 pieza de jengibre mediana

Modo de elaboración:

  1. En una olla pequeña con poca agua hirviendo, agrega el jengibre pelado y en finas rodajas. Permite que se liberen sus propiedades y reserva este líquido.
  2. En una jarra de vidrio agrega el jugo recién exprimido de los tres limones, la reducción de jengibre y vierte el agua. Mezcla bien y permite que se enfríe.
  3. Si lo deseas puedes agregar una rodaja de limón y pedacitos de jengibre adicionales.
  4. Consume como agua de mesa a lo largo del día.
té de kombucha
Limonada con jengibre./Foto: Shutterstock