Cuáles pueden ser las causas de los bultos en el cuello

Muchas veces, los bultos en el cuello se deben a ganglios linfáticos que tienen un tamaño anormal

Cuáles pueden ser las causas de los bultos en el cuello
Foto: Shutterstock

Los bultos en el cuello son molestias físicas que inciden negativamente en nuestra comodidad y estado de salud. Por eso, entre más rápido se identifique su causa, más rápido podrá solventarse. A razón de esto, hablaremos sobre las posibles causas de los bultos en el cuello.

Ganglios linfáticos agrandados

Según un artículo del Manual MSD, las causas más comunes de los bultos en el cuello son los ganglios linfáticos agrandados, es decir, los ganglios linfáticos cuyo volumen aumenta de manera anormal. En los jóvenes, las causas más frecuentes de dicho incremento anormal son las siguientes:

1. Reacción a una infección cercana (resfriado o infección de la garganta)

De vez en cuando, los ganglios linfáticos pueden aumentar de tamaño a razón de una infección de las vías respiratorias altas, una infección de garganta, o una infección dental. Estos ganglios son blandos y muy sensibles, pero suelen volver a la normalidad después de que la infección desaparece.

2. Infección bacteriana directa al ganglio linfático

A veces, las infecciones bacterianas pueden afectar directamente los ganglios linfáticos, provocando lo que se conoce como linfadenitis. Por lo general, estos ganglios son muy sensibles al tacto.

3. Infecciones generalizadas o sistémicas

Hay infecciones sistémicas que pueden inducir un incremento de los ganglios linfáticos y causar bultos en el cuello como consecuencia. Entre estas infecciones encontramos la mononucleosis, el VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana), y la tuberculosis.

Nódulos cancerosos en el cuello

dolor cuello
Foto: Pixabay

Aunque menos frecuentes, los nódulos cancerosos en el cuello son una causa mucho más grave de los bultos en el cuello. Los tumores malignos en el cuello son más frecuentes en las personas mayores, pero esto no exime a los jóvenes de desarrollarlos.

Un bulto en el cuello puede ser el cáncer de una zona cercana que se haya extendido hasta el cuello, o puede ser un ganglio linfático canceroso.

En efecto, los bultos en el cuello son molestias físicas importantes, pero que pueden abordarse y solucionarse con rapidez si estamos familiarizados con sus causas y los tratamientos efectivos para ellas.