Gran mayoría en EE.UU. cree que la inmigración debería aumentar o mantenerse en niveles actuales

Los trabajos de las entidades locales por la integración fomentan que las personas recién llegadas participen en el "tejido social, cívico y económico"

Gran mayoría en EE.UU. cree que la  inmigración debería aumentar o mantenerse en niveles actuales
Solo un 28% de los encuestados cree que la inmigración debe disminuir.
Foto: ARIELA NAVARRO / AFP / Getty Images

La peligrosa retórica contra los inmigrantes de Donald Trump y sus seguidores no parece haber calado entre las mayorías sociales de Estados Unidos, donde más de dos tercios de la población cree que los niveles actuales de inmigración están bien (un 36%) o que deberían aumentar (un 34%), según una encuesta de Gallup.

Solo un 28% de los encuestados dijeron que la inmigración debería disminuir, el menor porcentaje desde que Gallup empezó a hacer esta pregunta en 1965. La compañía encuestadora realizó las entrevistas entre mayo y junio de este 2020.

Al llegar a la Casa Blanca, Trump marcó distancia en materia de inclusión con sus predecesores inmediatos -George Bush y Barack Obama-. Bush estableció en 2014 el grupo de trabajo sobre nuevos estadounidenses, que pretendía fortalecer la integración cívica, económica y lingüística y que animó a los municipios a convertirse en “comunidades de bienvenidas”.

Este movimiento surgido entonces está en pleno apogeo en todos el país, según un análisis de The Hill. La organización sin ánimo de lucro y apartidista Welcoming America considera que una comunidad acogedora es un lugar que “fomenta una cultura y un entorno político que hace posible que las [personas] recién llegadas de todos los orígenes se sientan valoradas y participen plenamente junto a sus vecinos en el tejido social, cívico y económico de los lugares a los que llegan”.

Aunque el marco legal migratorio es competencia federal, Abigail Fisher Williamson destaca en su libro Welcoming New Americans que las políticas de inclusión son locales y están basadas en esfuerzos particulares. Williamson explora cómo los gobiernos locales de todo el país se implican para que los inmigrantes encuentren un lugar para vivir a pesar de la oposición con la que se encuentran muchas veces.